Tesoro de los atenienses en Delfos. Comentario

tesoro de los atenienses en delfos
Tesoro de los Ateniensa (h. 490 a. C.) Santuario de Delfos
IDENTIFICACIÓN: Nos encontramos ante una imagen del Tesoro de los Atenienses en Delfos. Construido hacia el 490 a. C. en la Vía Sacra del Santuario de Delfos. De autor desconocido, pertenece al Periodo Clásico y hoy en día se encuentra en su ubicación original, su conservación, a pesar de la discutida restauración sufrida en 1906.




DESCRIPCIÓN: Se trata de un edificio que cumple con la forma canónica del “thesauros” griego, se trata por tanto de un edificio dórico, dístilo e in antis. Su sistema constructivo es adintelado o arquitrabado y el material utilizado fue mármol de paros. Para los muros exteriores y de la cella se utilizaron sillares isódomos dispuestos al hilo.


 ANÁLISIS: El edificio de pequeñas dimensiones, tiene una planta rectangular, se erige sobre un pódium y cuenta con una fachada y una cella o naos donde se depositarían las ofrendas. En su alzado encontramos unas columnas dóricas que emplean un módulo amplio qué les confiere cierta esbeltez sin perder la masculinidad del estilo dórico. Sobre estas se dispone el entablamento compuesto por arquitrabe, friso con triglifos y metopas, cornisa, y sobre estos un frontón triangular sobre el que se dispondría un tejado a dos aguas.

En cuanto a los elementos decorativos, encontramos los propios del estilo dórico, con sus capitales formados por collarino, ábaco y equino, triglifos y metopas y puede que tuviera acroteras en los vértices del tejado. Además destaca su decoración escultórica, que encontraremos en las metopas y en los frontones, realizadas en el conocido como estilo severo, remitirían a temas mitológicos como la amazonomaquia o las hazañas del héroe ateniense Teseo.




FUNCIÓN Y SIGNIFICADO: Los conocidos como tesoros “thesauros” eran edificios de carácter conmemorativos, destinados a albergar las ofrendes y exvotos dedicados a los dioses, así como glorificar el lugar. En este caso, el Santuario de Delfos fue un lugar considerado sagrado y al que rindieron culto todas las ciudades de la Hélade. Muy conocido por encontrarse el famoso Oráculo de Delfos.


COMENTARIO: La arquitectura griega en su Periodo Clásico, busca la belleza en la proporción y armonía de sus partes. Así el valor estético de la arquitectura tiene relación la racionalidad y por tanto con el hombre. Es por esto, que huye de edificios monumentales y colosales y busca cierta armonía con el hombre y con su entorno. Podemos decir que el Tesoro de los Atenienses en Delfos responde a una concreción esquematizada, básica y esencial de los valores del orden dórico.

Artículos relacionados