Apolo Sauróctono. Praxíteles. Comentario

Apolo Sauróctono (Copia Romana). Praxíteles. Museos Vaticanos

IDENTIFICACIÓN: Nos encontramos ante una copia romana del Apolo Sauróctono. El original, seguramente fue fundido en bronce, entre el 360-340 a. C. Su autor fue Praxíteles, uno de los autores más importantes del Clasicismo tardío o Postclasicismo. Existen varias copias que podemos encontrar en el Museo del Louvre o en los Museos Vaticanos, en un buen estado de conservación.




DESCRIPCIÓN: Se trata de una escultura figurativa, de carácter naturalista, en pie y de bulto redondo. Como hemos mencionado anteriormente, seguramente fuera fundida en bronce con la técnica de la cera perdida. El tema es mitológico y representa a un joven Apolo en el momento de lanzar un dardo a lagarto que sube por el árbol. Podría tratarse de una interpretación más humana del mito de Apolo y el dragón ctónico

ANÁLISIS FORMAL: Praxíteles respeta el canon de 8 cabezas en esta obra, como en la mayoría de sus obras emplea la conocida como “curva praxiteliana” en realidad, un contrapposto llevado al extremo, la sinuosidad de la silueta de Apolo impregna de movimiento y dinamismo la composición, también de elegancia y sensualidad, al tiempo que contrasta con la rigidez del tronco. La talla es fina y elegante, como observamos en las finas texturas de la piel del joven Apolo, que contrasta con los claroscuros de las texturas del cabello, el tronco o la piel del lagarto. A pesar de ser de bulto redondo, está concebida para ser vista de frente, aún así el brazo que sostiene el dardo rompe el plano frontal con el espectador, que junto con las diagonales que se trazan entre los brazos y la mirada entre Apolo y el lagarto crean una variedad de puntos de vista. El rostro de Apolo aparece pensativo, sin representar muchas emociones, recordando al “ethos” clásico.




FUNCIÓN Y SIGNIFICADO: No sabemos muy bien que función tendría esta escultura ni donde estaría destinada, aunque su función podría ser la del "arte por el arte", con la única intención de deleitar al espectador a través de la contemplación de una belleza elegante. En cuanto al significado podemos decir que se trata de una interpretación lúdica del mito de Apolo y el dragón ctónico de Delfos llamado Pitón, Pitón obtuvo el encargo por parte de Hera de perseguir y matar a Leto, madre de Apolo. También se ha interpretado como Apolo en su etapa de pastor tras matar a los Cíclopes, en este caso tendría un sentido bucólico o pastoril.


COMENTARIO: Tras el esplendor de la época de Pericles, toda la Hélade cae en un profunda crisis tanto en lo político, social y cultural que desembocará en las Guerras del Peloponeso entre el 431-404 a. C. A partir de este momento, muchos de los valores cívicos en los que se había basado la vida social en las diferentes polis griegas comienzan a cuestionarse apareciendo nuevas formas de pensamiento como el Estoicismo o el Hedonismo. En el arte, esta crisis de valores tiene su reflejo en el estilo Postclásico o Postclasicismo, donde se tiende a humanizar a los dioses como en este Apolo Sauróctono de Praxíteles o bien en la búsqueda de emociones como podemos observar en otros autores como Scopas.

Artículos relacionados