Mostrando entradas con la etiqueta 1ESO·08·Roma. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 1ESO·08·Roma. Mostrar todas las entradas

Las riquezas de la Bética por Estrabón. Comentario de Texto

1/09/2017 12:23:00 p. m. 0
la bética por estrabón, comentario de texto

"De Turdetania se exporta trigo, mucho vino y aceite; éste, no sólo en cantidad, sino de calidad insuperable. Expórtase también cera, miel, pez, mucha cochinilla y minio mejor que el de la tierra sinóptica. Sus navíos los construyen allí mismo con madera del país. Tienen sal fósil y muchas corrientes de ríos salados, gracias a lo cual, tanto en estas costas como en las de más allá de la Columnas, abundan los talleres de salazón de pescado, que producen salmueras tan buenas como las pónticas. Antes se importaba de aquí cantidad de tejidos; hoy mismo sus lanas son más solicitadas que las de Koraxoí, y nada hay que las supere en belleza. Por un carnero reproductor se paga no menos de un tálaton. De gran calidad son también los tejidos ligeros que fabrican los saltiétai".

Estrabón, Geografía III.

CLASIFICACIÓN: Nos encontramos ante un texto de naturaleza geográfica. Se trata de un fragmento de libro III de la obra Geografía, escrita por Estrabón en torno al 29 a. C. Estrabón fue un geógrafo romano, que aprovechando los años de la Pax Romana, viajó por todo el Imperio desde Armenia hasta Hispania y el alto Nilo. Su obra geográfica no responde al sentido moderno de la Geografía como disciplina que aplicando el método científico que trata de explicar los fenómenos geográficos, sino que responde al concepto de logografía o descripción de los lugares visitados, sus gentes, su organización social, sus actividades económicas y su historia. La intención del texto sería la didáctica y divulgativa y su carácter es público dirigido a un sector culto.

ANÁLISIS: La idea principal del texto es expresar las diferentes riquezas de la provincia Bética que pertenecía a la Hispania romana. La bética nace en el 27 a. C. tras las división provincial de Augusto y se considera provincia senatorial, es decir, depende del Senado Romano y será por gobernada por un procónsul. Hoy coincidiría más o menos con el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Estrabón, sin embargo, se refiere a ella como la Turdetania, utilizando el nombre del pueblo íbero que habitaba esta región.

Entre las ideas secundarias se exponen las diferentes riquezas, algunas de ellas especialmente codiciadas por la capital del Imperio. A continuación realizaremos una relación de aquellas que se detallan en el texto. El texto, Estrabón comienza hablando de los productos agrícolas como el trigo, el vino y el aceite, obviamente, tratándose de una región mediterránea, esta triada de cultivos, debía ser una de las actividades agrícolas de mayor importancia y su producción sería abundante y de gran calidad. 

En segundo lugar habla de aquellos productos naturales como la miel y la cera, por lo que la apicultura debía ser también una actividad importante. Además  nombra el minio, que es un producto que se utiliza como pigmento obtenido de la oxidación del plomo, así como la cochinilla, que es un insecto del que se obtiene un pigmento muy preciado de un color conocido como carmín. Estos pigmentos se solían utilizar aplicados a la cerámica, a los tejidos y otros objetos decorativos.

Estrabón también nombra  las diferentes industrias de la región, tratándose de un región costera, parece lógico la existencia de astilleros y una actividad pesquera importante, que daría lugar a otras industrias secundarias como la de los salazones, que en la época del Imperio era importante debido a que permitía conservar los alimentos durante mucho tiempo. Estrabón destaca que los salazones son tan buenos como los realizados en la región del Ponto, donde sus producciones, realizadas a partir de las sales del Mar Negro, eran conocidas en todo el Imperio. En la Bética, son famosas aquellas que se encuentran más allá de las las Columnas de Hércules, es decir, más allá del estrecho, que coincidiría con la zona de las marismas del Guadalquivir, donde existiría una actividad salinera.

Otra industria destacada sería la textil, especialmente lanera, por lo que habría una actividad ganadera de ovicápridos importante. También habla de tejidos ligeros, que compara con los saltietai (pueblo del sur de Portugal), que seguramente se trataría de tejidos de lino.

COMENTARIO: La economía de Roma se basaba en la agricultura y el comercio, son precisamente estas actividades económicas las que conducen a la República Romana a transformarse en un Imperio. La conquista de nuevos territorios llevó aparejado el control de recursos naturales y humanos y una explotación sistemática del territorio en aras del crecimiento económico.

En este escenario, la península Ibérica, a la que los romanos llamaron Hispania, se convirtió en un territorio codiciado, ya que desde la Antigüedad tanto griegos y fenicios conocían sus riquezas. En el 216 a. C. con el comienzo de la II Guerra Púnica, Roma inicia la conquista del territorio, uno de los más valiosos del Mediterráneo.

Además de las riquezas de la Bética, que se exponen en este texto, los romanos explotaron todo el territorio, en cuanto a la actividad minera, destacan las minas de plomo, hierro y plata de Carthago, el mercurio de Almadén, la plata de Aznalcóllar en Sevilla, las minas de oro de las Médulas en el entorno del Bierzo, o el cobre en Río Tinto en Huelva. Para ello sometieron a la población indígena a condiciones de esclavitud.

En cuanto a los productos agrícolas, destacaron el trigo, la vid y el olivo, así tanto el vino y el aceite de Hispania se convirtieron en algunos de los productos más preciados de Hispania. A ello hay que sumar, otros productos como el esparto o los derivados de la apicultura como la miel y la cera.

Otras industrias importantes fueron la lanera así como la de salazones, lo que permitía conservar el pescado y otros productos durante mucho tiempo. Que se concentraron en la Bética, en Carthago y en Tarraco. Ello llevó aparejado, junto a la industria del vino y el aceite una actividad industrial auxiliar importante en la fabricación de ánforas, para poder practicar el comercio. 

De este modo, Hispania, se convirtió en uno de los territorios más preciados del Imperio, y de ahí que sufriese un profundo proceso de romanización, hasta el punto de aportar grandes emperadores romanos como es el caso de Trajano o Adriano.

Hoy se considera que la crisis del Imperio Romano comienza con una crisis económica, derivada del fin de la expansión, así, el fin de la conquista de nuevos territorios terminó acabando con la retroalimentación que se produce con el comercio de importación y exportación, así como la falta de mano de obra esclava, especialmente a partir del Edicto de Vespasiano, que concedía el derecho de ciudadanía romana a Hispania, y que posteriormente se fue extendiendo al resto de provincias romanas, acabando con la esclavitud.

A la crisis económica, habrá que sumar la crisis política derivada de las invasiones bárbaras para llegar al fin del Imperio Romano.

Comentario Relieves del Ara Pacis. Historia del Arte

11/19/2014 07:02:00 p. m. 0

El Ara Pacis aúna muchas de las características propias del Arte Romano, su carácter conmemorativo y su función propagandística lo diferencias de las formas griegas, hoy está considerado como una de las obras más representativas del Alto Imperio.


Ara Pacis

DESCRIPCIÓN: Nos encontramos ante una imagen de los relieves el Ara Pacis, construido alrededor del 13-9 a. C., las tallas están realizadas en mármol y corresponden al Alto Imperio Romano. Se trata de representar una procesión votiva, o celebración del fin de las conquistas en Hispania y la Galia.


ANÁLISIS FORMAL: Se trata de un relieve, está realizado en varios planos. El primer plano es un alto relieve, donde se representan los personajes principales y más relevantes, en este caso el Emperador Augusto César y su familia. En el segundo plano, realizado en medio relieve encontraríamos otros personajes importantes, quizá senadores y altos dignatarios, en un tercer plano, realizado en bajo relieve personajes menos importantes. La utilización de estos tres planos, sería utilizada por el autor para dotar de perspectiva y volumen la representación además de resaltar la importancia de los personajes con el fin de crear una jerarquía. 

La técnica empleada sería la talla sobre mármol, estuvo policromado, y todavía se conservan restos del color original. Se trata de una talla totalmente realista, trata de representar la realidad tal y como es percibida, sin ningún tipo de idealización, recoge ciertas tradiciones griegas como la técnica de paños mojados y el canon utilizado y otras tradiciones de origen latino-etrusco como el retrato, como bien se puede apreciar en la cara del emperador coronado con laurel, símbolo de la victoria. Se trata de una talla exquisita llena de detalles y de gran realismo, los pliegues de los ropajes contribuyen a crear juegos de luces y sombras realzando el volumen, el acabado es fino y pulido, además se diferencian varias texturas según el material representado, bien sea tela, piel o cabello.

El relieve está concebido para ser visto de frente por el espectador, por lo que carece de puntos de vista, no se aprecia mucho movimiento y parece retratar bien el ritmo lento y pausado de una procesión. Tampoco existen escorzos que aumenten los puntos de vista y su composición es bastante sencilla al disponerse todos los personajes en fila ocupando el espacio del friso.

FUNCIÓN Y SIGNIFICADO: Ara Pacis, significa el "altar de la paz", está construido como una especie de altar de sacrificios, aunque probablemente nunca se llevara a cabo ninguno. Su función es simplemente conmemorativa, como apreciamos en algunos relieves, donde se conmemora la victoria contra galos y astures en Hispania y contra los galos en Galia, últimos focos de resistencia en los territorios ocupados en época del emperador Augusto. También nos encontramos al final de un periodo de largas luchas intestinas, después de dos triunviratos rodeados de conspiraciones que llegaron a su fin con la proclamación de Augusto como Emperador y Princeps Civitatis. Al mismo tiempo tiene una clara función propagandística y de culto al Emperador, propia del Arte Romano, en la que se trata de ensalzar no sólo el poder del Imperio sino también de la figura del Emperador, una vez extinguida la República Romana, además sirve para inaugurar un nuevo periodo de paz, conocido como Pax Romana que se prolongará hasta el siglo III d. C

COMENTARIO: El Arte Romano, en este caso, la escultura romana, parte de la tradición griega, así como de la tradición latina y etrusca. Así, participa de las formas naturalistas heredadas de los grandes clásicos griegos como Fidias o Policleto, también en la composición que pudiera recordar la Friso de las Panateneas del Partenón, y del la corriente realista y tradicional del retrato etrusco que deriva de las "images magiorum", retratos realizados en cera de la cara de los fallecidos con el fin de conmemorarlo. A partir de estas dos tradiciones se configura la escultura romana, pero dotándola de nuevos significados y con un carácter propio. Como decíamos en el apartado anterior, el Arte Romano, tiene aparejada una función propagandística del poder del Imperio Romano y por ende de su Emperador, además de su función monumental y conmemorativa, podemos decir que el Ara Pacis es unos de los primeros ejemplos de este carácter monumental, conmemorativo y propagandístico propio del Arte Romano que veremos repetirse a lo largo del Alto Imperio a través de nuevas formas como arcos del triunfo (Tito, Constantino) o columnas (Trajano).

Comentario Panteón de Agripa. Arquitectura. Historia del Arte.

11/10/2014 09:51:00 p. m. 0

El Pantéon de Agriga es uno de los edificios más representativos del Arte Romano, su enorme cúpula fue la más grande del mundo durante siglos, y sirvió de inspiración a grandes arquitectos como Brunelleschi o Miguel Ángel en el Renacimiento.

Panteón de Agripa

DESCRIPCIÓN: Nos encontramos ante una imagen del Panteón de Roma. De arquitecto desconocido y realizado en época del emperador Adriano. Datada cerca del 120 d. C. Se encuentra en Roma, Italia.


ANÁLISIS FORMAL: Se trata de un edificio aislado. Entre los materiales constructivos debemos mencionar principalmente el hormigón para los gruesos muros, y roca volcánica para la cubierta. A partir de su planta podemos decir que el edificio consta de dos partes diferenciadas, por un lado, un pórtico de entrada, a modo de templo griego, que constaría de ocho columnas en su frente, de estilo corintio, por cuatro en sus laterales, con un friso y coronado por un frontón y una cubierta a dos aguas arquitrabada. El templo propiamente dicho, estaría formado por unos gruesos muros de hormigón, de hasta 9 metros de grosor, en su parte más ancha, que permitirá soportar los empujes laterales que ejerce la enorme cúpula que sostiene. Tendría forma de circunferencia y que albergaría 9 exedras u hornacinas, siendo la décima la puerta de entrada, este espacio estaría cubierto por una cúpula semiesférica, de 43 metros de ancho por 43 metros de alta, realizada con roca volcánica lo que permite aligerar su peso y con un óculo en su centro, que permitiría reducir los empujes, además de permitir la entrada de luz. La decoración es totalmente geométrica, a través de los casetones de la cúpula, y del enlosado, y seguramente esculturas de los distintos dioses que estarían ubicadas en las exedras de los muros. En su exterior, probablemente, estuvo recubierto de planchas de bronce, quizá con relieves.

FUNCIÓN Y SIGNIFICADO:  La idea de Adriano era construir un templo que sirviese de culto o de morada a todo el panteón de dioses greco-romanos. Por tanto su función principal fue religiosa, a partir de la conversión en religión oficial del cristianismo, en época del emperador Teodosio, el Panteón se convirtió en iglesia cristiana, manteniendo su función religiosa aunque con un culto distinto. Hoy en día, es una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad de Roma, junto con los foros y el Coliseo.

COMENTARIO: La época de la dinastía de los Antoninos fue una de las épocas de mayor esplendor del Imperio Romano, no sólo en lo político, donde se llega a la máxima expansión territorial, sino también en lo constructivo. El Panteón, expresa la conjunción de la estética griega, en su pórtico, con la arquitectura romana, en la gran cúpula. La arquitectura romana, a caballo entre la arquitectura y la ingeniería, tenía en su propia concepción el concepto de firmitas, es decir, una solidez y firmeza que le confieren eternidad, lo que ha hecho que muchas de sus obras hayan llegado hasta nuestros días, como por ejemplo el Panteón. No sólo fue un edificio fascinante en su época, sino que siguió fascinando siglos después. La complejidad de su construcción tuvo enorme influencia en el Renacimiento, influyendo a arquitectos como Brunelleschi, quien alcanzó, a través de su estudio, la solución para la cúpula de Santa María de las Flores en Florencia, y poco después al propio Miguel Ángel en la cúpula de San Pedro del Vaticano.

Augusto Prima Porta Comentario

10/10/2013 01:35:00 p. m. 0

Una de las mayores aportaciones del arte romano a la Historia del Arte, fue el desarrollo del retrato en la escultura, desde la idealización que podemos ver en el Augusto Prima Porta, o el realismo en el retrato de Caracalla hasta otras concepciones que adelantan la estética medieval como el retrato de Constantino.


Augusto Prima Porta

augusto prima porta comentario
Augusto Prima Porta

La imagen nos muestra un retrato romano. El retrato junto con el relieve histórico constituyen las dos expresiones más originales de la escultura romana. Aunque la imagen aparece recortad, podemos deducir que se trata de una escultura de cuerpo entero, de bulto redondo y esculpida en mármol blanco.
En cuanto a los aspectos formales, distinguimos un gran naturalismo en la obra, sin duda busca la copia del natural. La conseguida anatomía y los pliegues del manto nos dan muestra de ello. La obra está esculpida para ser vista de frente, sin embargo el plano frontal se rompe, con el escorzo del brazo inferior (hoy desaparecido) y suponemos del brazo superior (también desaparecido), esa ruptura del espacio abre sin duda, una multiplicidad de puntos de vista. Por otro lado suponemos una gran influencia de la estatuaria griega clásica, ya que seguramente adoptaría una postura con contrapposto o similar. En cuanto al tratamiento suponemos cierta idealización en la talla de la anatomía, de hecho, pensamos que sigue las proporciones y los cánones griegos, mientras que el rostro muestra mayor realismo, centrándose en los detalles faciales del modelo, para que sea reconocible, aunque es posible que esconda algunos defectos. La función de la obra no sólo sería la de representar al emperador, sino simbolizar el poder del emperador y por ende del Imperio Romano, incluso, la representación semidesnuda del Emperador supone una vinculación del mismo con la divinidad.



El retrato romano parte de dos influencias diferenciadas, por un lado la escultura funeraria estrusca, que tiene origen en las máscaras funerarias realizadas con cera sobre los difuntos, conocida como Images Maiorum. Este tipo de escultura había estado presente desde la monarquía etrusca y había terminado por convertirse en una práctica común entre los patricios de la República. Las máscaras de cera representaban a los difuntos de forma totalmente realista, ya que representaban el rostro tal y como era, el gusto por el realismo en el retrato debe por tanto su origen a las Images Maiorum.

Por la otra influencia fue el arte griego, bien clásico o helenístico, había influido notablemente en la estética romana, que asumió su estilo para si, incluida la idealización. Los escultores romanos, a veces, griegos, que trabajaban para los romanos, adoptaron proporciones, cánones, contrappostos y otros rasgos típicos de la escultura griega que adaptaron al gusto romano por el retrato. Desde época de Augusto, final siglo I a. C., aparece el retrato del emperador como imagen de poder, se manifiesta con cuatro tipologías básicas, con toga a modo de pretor, normalmente con una mano alzada arengando al pueblo y otra con un pergamino con las leyes; con coraza a modo de guerrero, ejemplo conocido de este tipo es el Augusto Primaporta; como Pontificex Maximus con toga y la cabeza cubierta, o divinizado, como en el ejemplo que tenemos donde se muestra desnudo o semidesnudo. El retrato imperial se mantendrá dentro de estos parametros durante la etapa del Principado, donde las diferencias se observan en modas como la barba o el tipo de peinado. Pero a principios del siglo III d. C. con la crisis del modelo esclavista, el final de las ciudades y la penetración de nuevas religiones como el Cristianismo o el Mitraísmo, el modelo de representación naturalista comienza a cuestionarse y aparecen otros modelos, donde el natural o la realidad, la simetría, la proporción o la perspectiva perderán importancia en pro de una arte más conceptual y simbólico que trata de representar conceptos o ideas, más acorde con los nuevos tiempos, ejemplos de este tipo de escultura lo encontramos en los Tetrarcas o la monumental escultura de Constantino.

Esta escultura la situaríamos, por todo lo dicho, dentro del periodo de Alto Imperio, concretamente en la etapa de la dinastía Claudia-Flavia, en el siglo I d. C., ya que con la dinastía de los Antoninos se impone la moda de la barba como se observa en los retratos de Trajano o Adriano. En cuanto al autor, decir que durante el Imperio Romano, los escultores y los artistas plásticos en general fueron considerados como meros artesanos, simples ejecutores de un refinado trabajo manual, las obras carecen de firmas y no existen referencias a los mismos, ya que en la mayoría de los casos las esculturas eran realizadas por un taller, donde se realizaban múltiples copias que se distribuían por todo el territorio del Imperio.

A modo de conclusión diremos que el retrato reflejó mejor que ningún otro arte, la sociedad romana, desde la austeridad patricia de la época republicana, la magnificiencia y poderío de los emperadores, hasta la crisis tardorromana y el nuevo sentir religioso cristiano. Con la desaparición del Imperio Romano asistimos también al ocaso de un modo de representar bien de forma realista o bien de forma idealista la naturaleza. Deberán pasar diez siglos para que conceptos como la proporción, la simetría o la armonía vuelvan a ser los criterios que definan la belleza y que reaparecerán con el Renacimiento