Mostrando entradas con la etiqueta 4ESO·06·Esp s.XX. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 4ESO·06·Esp s.XX. Mostrar todas las entradas

Ley Orgánica del Estado de 1967. Comentario de Historia.

1/12/2015 02:19:00 p. m. 0
"El Jefe del Estado es el representante supremo de la Nación: personifica la soberanía nacional; ejerce el poder supremo político y administrativo; ostenta la jefatura Nacional del Movimiento y cuida de la más exacta observancia de los Principios del mismo y demás Leyes fundamentales del Reino, así como de la continuidad del estado y del Movimiento Nacional; garantiza y asegura el regular funcionamiento de los Altos Órganos del Estado y la debida coordinación entre los mismos, sanciona y promulga las leyes y provee a su ejecución; ejerce el mando supremo de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire; vela por la conservación del orden público en el interior y de la seguridad del Estado en el exterior (...), en su nombre se administra justicia, ejerce la prerrogativa de gracia; confiere con arreglo a las leyes, empleos, cargos públicos y honores (...)".

CLASIFICACIÓN: Nos encontramos ante una fuente primaria de carácter legislativo. Se trata de la Ley Orgánica del Estado de 1967, fue una de las últimas Leyes Fundamentales del Estado Franquista y pretendía separar las funciones del Jefe del Estado y del Jefe de Gobierno, sin embargo no será hasta 1972 cuando se produzca la separación "ad hoc", con el nombramiento de Carrero Blanco como presidente del Gobierno.

Ley Orgánica del Estado 1967

ANÁLISIS: La idea principal del texto es recoger los diferentes poderes que en el futuro ostentará el Jefe del Estado, lo más destacable será la concentración del poder en todos los ámbitos de la política nacional. En primer lugar, se define como la máxima institución representativa del Estado, lejos de las Cortes o el Gobierno como pudiera ser en una democracia. Además se atribuye el poder político al ser el máximo dirigente del único partido político, FET de las JONS al que se le denomina en el texto como Movimiento Nacional. Tiene además la capacidad de redactar y ejecutar las leyes, por decreto sin pasar por las Cortes. También ejerce la tutela sobre el poder judicial y puede influir en los nombramientos de los jueces. Por último ejerce el mando de las Fuerzas Armadas, el ejército será una de los principales baluartes del franquismo.

Franco, asegura con esta norma, todo lo que llevaba haciendo durante todos los años del régimen. Y por tanto la nueva figura de presidente del gobierno, no va a menoscabar su poder.

CONTEXTO: En el año 1966 el gobierno estaba al mando de los tecnócratas, una serie de ministros, venidos del Opus Dei con la intención de reformar el país, al menos en lo económico. A finales de la década de 1960 Franco comenzaba a mostrar serios problemas de salud, y teniendo en cuenta que su sucesión no sería posible hasta su muerte, era necesario crear una nueva figura, que de cara a la opinión pública ejerciera las funciones de Jefe de Gobierno. Con esta Ley se institucionaliza la figura del presidente del Gobierno, pero como decíamos no será hasta 1972, cuando Carrero Blanco ocupe por primera vez este cargo. Con todo, la ley también pretendía maquillar el régimen, en lo que se dio en llamar como democracia orgánica, pero sin duda, sólo era una cuestión de maquillaje, ya que a través de las atribuciones que ostenta el Jefe del Estado queda claro que no se da una separación de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, y que Franco sigue concentrando todos los poderes en su cargo.

Bando de Declaración del Estado de Guerra. Comentario de Texto.

1/12/2015 01:28:00 p. m. 0


"Don Francisco Franco Bahamonde, general de división, jefe superior de las fuerzas militares de Marruecos y Alto Comisario.
Hago saber: una vez más el Ejército, unido a las demás fuerzas de la nación, se ve obligado a recoger el anhelo de la gran mayoría de los españoles que veía con amargura absoluta desaparecer, lo que a todos puede unirnos en un ideal común: España.
Art. 1º. Queda declarado el estado de guerra en todo el territorio de Marruecos español y, como primera consecuencia, militarizadas todas las fuerzas armadas sea cual sea la autoridad de quien dependían anteriormente (...)  sujetas igualmente al Código de Justicia Militar.
(...)
Art. 5º. Quedan totalmente prohibidos los lock out y huelgas. Se considerará como sedición el abandono del trabajo y serán principalmente responsables los dirigentes de las Asociaciones o Sindicatos a los que pertenezcan los huelguistas (...).
Art. 14º. Ante el bien supremo de la Patria quedan en suspenso todas las garantías individuales establecidas por la constitución (...).

Tetuán, 18 de Julio de 1936.

CLASIFICACIÓN: Nos encontramos ante una fuente primaria de carácter legislativo. Se trata de una de las primeras medidas legislativas decretadas por Franco, para el protectorado de Marruecos.

ANÁLISIS: El texto comienza con un atribución de cargos y honores por parte del general Franco entre ellos el de Alto Comisario, que lo convierte en la autoridad máxima del protectorado español sobre Marruecos, conocido como el Rif.

Después aparece un párrafo introductorio donde justifica la acción militar, como única salida posible ante el peligro de que España desaparezca como Nación. Lo que se convertiría en uno de los principales argumentos para defender la acción golpista, ya que se creía firmemente en un conspiración dirigida por el Komintern para desarticular España.

Bando declaración Estado de Guerra

En las líneas siguientes, aparece un articulado, donde se ponen de manifiesto las principales medidas a adoptar en el Estado de Guerra. En el primer artículo se establece el "estado de guerra", quedan por tanto suspendidos todos los derechos constitucionales y se establece como legislación el Código de Justicia Militar.

En el artículo quinto, se prohibe cualquier tipo de huelga o movilización obrera, la intención era neutralizar las fuerzas de oposición, que se inscribían en la izquierda más revolucionaria, y representadas por sindicatos como la FAI o la CNT. Así era posible, acusar de alta traición, y acabar con el enemigo.

Por último, en su artículo catorce, quedan derogados todos los derechos individuales, como el de libertad de expresión, libertad de opinión o libertad de asociación, dando fin, en esencia, al gobierno de la II República.

CONTEXTO: El 18 de Julio de 1936, tras ejecutar un golpe de estado contra el gobierno legítimo de la República, presidido por Casares Quiroga, el general Franco, destinado en Canarias se desplaza rápidamente hacia el protectorado español en Marruecos, con capital en Tetuán, con el "Dragón Rapide", para así, poder ponerse al frente del ejército africano, el mejor pertrechado y capaz. La sublevación del general Franco en África, fue la primera de otras que siguieron después por todo el territorio español, fruto de la conspiración de la conocida como Unión Militar Española que tenía como fin acabar con el gobierno del Frente Popular. Las distintas sublevaciones tuvieron éxito en muchas ciudades de España, pero el fracaso de la sublevación de Goded en Barcelona y la de Fanjul en Madrid, dio paso a la resistencia al golpe que desembocará en la Guerra Civil Española

CONCLUSIONES: Con este texto se inicia una de las épocas más cruentas de la Historia reciente de España, nos referimos al episodio de la Guerra Civil. Aunque el detonante fue el asesinato de Calvo Sotelo el 13 de Julio, debemos aclarar que el gobierno de la República, bien fuese progresista o moderado, no supo afrontar la extremada radicalización de la política española, hacia dos polos opuestos, de un lado anarquistas y comunistas y desde otro lado el fascismo de Falange y otros grupos conservadores. Fue sin duda, esta polarización la que impidió un desarrollo normal de la democracia, que se alternó de violentos episodios, bien desde la derecha, con intentos de golpe de estado como el de Sanjurjo en 1932 o bien actos revolucionarios desde la izquierda, como la Revolución de Asturias de 1934. 

Ley de Protección y Fomento de la Industria Nacional. Comentario Texto Historia

12/23/2014 11:37:00 a. m. 0


"Con motivo de la gloriosa Cruzada en que España tuvo que superar la crisis más grave de su historia, se puso de relieve la capital importancia que para la vida de la Nación tiene el contar en territorio patrio con las industrias necesarias para la guerra y las primeras materias primas indispensables para la vida. La situación de nuestra economía exige, por otra parte, esfuerzos considerables para redimir a España de la importación de productos exóticos, capaces de producirse o manufacturarse en el área de nuestra nación [...]

En su virtud, dispongo:

Art. 1º. Cuando las necesidades de la defensa o de la economía nacionales aconsejen el establecimiento en España de una industria y se haga preciso estimular la iniciativa particular para su implantación, podrá ser declarada, previos los informes técnicos y económicos correspondientes, de interés nacional".

Ley de protección y fomento de la industria nacional (B.O.E., 24 de octubre de 1939)


CLASIFICACIÓN: Nos encontramos ante un fragmento de una fuente primaria que tiene un claro carácter legislativo, en tanto, que es una ley redactada en 1939 por el gobierno del general Franco, quien había logrado la victoria en la Guerra Civil Española el 1 de Abril de 1939. Esta ley formaría, por tanto, parte de las primeras leyes que pretendieron consolidar el nuevo sistema político, económico y social conocido como Franquismo o Nacional-Catolicismo.

Ley de protección y fomento de la industria
ANÁLISIS: La idea principal que transmite el texto, es la necesidad de impulsar una industria propia, sobre todo cuando se trate de sectores estratégicos como la industria bélica. La decisión está en estrecha relación con la situación de bloqueo que vivieron ambos bandos durante la Guerra Civil, cuando el Comite de No Intervención, liderado por Inglaterra y Francia, entre otros, decidió no vender o suministrar armas a los bandos beligerantes en España, aunque hubieron excepciones como las de Alemania, Italia, Portugal y Rusia.

La idea secundaria, sería la de establecer una política de sustitución de importaciones, como medio para poder lograr una balanza comercial positiva, y una política fuertemente proteccionista que llevará a la autarquía.

Otra de las ideas secundarias que se desprenden del texto, es la justificación de la sublevación militar, al hacer referencia a ella como "cruzada" parece querer legitimar al gobierno franquista en el poder como defensor, de la patria y de la fe católica, contra las fuerzas separatistas y de izquierdas.

COMENTARIO: El texto lo podemos enmarcar dentro de las políticas económicas habituales de los regímenes fascistas como el de Mussolini en Italia o Hitler en Alemania. En España, se debe al papel preponderante que tendrá la Falange Española, en los primero años del franquismo, también conocido como "años azules". El modelo fascista de economía autárquica pretendía la autosuficiencia del estado, para ello era necesario:
  • Limitar la inversión extranjera, de tal manera que se pudiera ejercer un control directo en la industria.
  • Intervencionismo del Estado en la economía. Así, el gobierno fija precios de los productos y también los salarios, además se establecen cupos de producción. En 1941 se creará el INI con la intención de invertir en sectores poco productivos.
  • Reducir la importaciones. En especial de productos exóticos y de lujo, sustituyéndolo con la producción nacional. 
CONCLUSIONES: La política autárquica que se desarrollará durante los años 40, no logró los éxitos que se pretendía. La escasez de recursos dio lugar a la emisión de cartillas de racionamiento e intensificó el contrabando de productos, conocido como "estraperlo". El fracaso fue patente en todos los sectores, en la agricultura, por ejemplo, los rendimientos fueron inferiores a los de la década de los 30 a pesar de una ocupación de más del 50% que la población, entre otros factores, la "pertinaz sequía" 1945-1949 según la versión oficial, el atraso tecnológico y supresión de reformas fueron determinantes. En industria, la falta de capital y tecnología impiden su recuperación a niveles de antes de la guerra, además la excesiva burocracia, necesidad de permisos para importar, exportar y producir hacen imposible su recuperación. En cuanto al Comercio Exterior, se produce un bloqueo y cierre de fronteras, que hace imposible suministrarse a precios más baratos de productos básicos, como trigo o petróleo. Sólo Argentina de Perón rompe el bloqueo para exportar alimentos. Además hay que tener en cuenta la coyuntura internacional que excluyo a España de las ayudas del Plan Marshall.

No será hasta los años 60 con la desaparición de la familia falangista del gobierno y el ascenso los tecnócratas del Opus Dei cuando se produzca el conocido como "milagro español" a partir del Plan de Estabilización 1959 de Laureano López Rodó y los siguientes Planes de Desarrollo.

Artículo de Ramón y Cajal sobre la Guerra de Cuba de 1898. Comentario de Texto Histórico.

12/02/2014 08:04:00 p. m. 0

Comentario de Historia. La Guerra de Cuba, artículo periodístico de Santiago Ramón y Cajal que responde al movimiento regeneracionista de la España del siglo XX

"En las discusiones motivadas por los desastres de la funesta e imposible guerra, sostenida por España con los Estados Unidos, se han involucrado tres cuestiones totalmente diversas: la lucha separatista; la intervención de la República Americana, y la impericia guerrera y administrativa de nuestras clases directoras, a las cuales atribuyen muchos nuestra actual decadencia.

No hemos aprendido nada de las enseñanzas de las pasadas guerras. El primer error ha sido enviar a Cuba, en vez de 50.000 hombres bien equipados y alimentados, 200.000 soldados, en su mayor parte bisoños, y en un país donde la vida es carísima (...) Y todo para perseguir 20.000 insurrectos. Cuando el enemigo no desea combatir y vive refugiado en un territorio sin carreteras, ferrocarriles, ni población, emboscado en una vegetación impenetrable (...).
La guerra no termina en tales condiciones por las armas, sino por la política. Además todos los que hemos estado en Cuba sabemos que el clima es mortífero, en triste complicidad con nuestra pésima administración, es decir, con el hambre, los atrasos en las pagas, el desbarajuste en la distribución y movimiento de las columnas (...)"

Santiago Ramón y Cajal, El liberal, 26 de Octubre de 1898.

CLASIFICACIÓN: El presente texto es una fuente primaria, de carácter periodístico que trata de analizar la política seguida por el gobierno de España con respecto a la cuestión cubana. El autor no es ni más ni menos que Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de medicina, fue escrito en Octubre de 1898 por lo que la guerra ya había concluido. El destinatario es el público en general con la intención de crear opinión pública.

La Guerra de Cuba según Ramón y Cajal.

ANÁLISIS: Para entender correctamente el texto es necesario aclarar algunos de los términos que aparecen como por ejemplo "República Americana" que se refiere a Estados Unidos. La idea principal del texto es la mala gestión o administración que hace el Gobierno de España de la cuestión cubana. Como ideas secundarias podemos citar un ejército español que se define por la cantidad y no por la calidad de sus tropas, mal pertrechadas e inexpertas, también la incapacidad de hacer frente a una guerrilla en un terreno y clima hostil, siendo, desde el punto de vista del autor, una mala opción el enfrentamiento por las armas y prefiriendo, como medio de mayor éxito, medidas políticas.

COMENTARIO: Debemos recordar que la Guerra de Cuba comienza en 1895 con el conocido como "Grito de Baire" dirigido por José Martí, es un movimiento separatista que pide la independencia. En ese momento comienza la guerra, pero será en 1898 cuando entre Estados Unidos tras la voladura del acorazado Maine en la Habana, Estados Unidos tenía puestos numerosos intereses en la isla desde hacía tiempo e incluso había intentado comprarla a España en varias ocasiones, el presidente MacKinley aprovecha la insurrección para sacar tajada, después de una gran campaña de concienciación de la opinión pública. Muchos fueron los problemas que encontró el ejército español en la Guerra de Cuba, algunos de ellos eran su ineficacia y su falta de profesionalidad. El ejército español estaba mal pertrechado, sus armas eran incluso más antiguas que las del enemigo, apoyado por Estados Unidos. Su indumentaria "el rayadillo" que consistía en una vestimenta blanca a rayas, gorra y alpargatas no era la más adecuada para un clima tropical, el rancho era escaso, lo que los debilitaba, también estaban mal formados, eran en su mayoría quintas de jóvenes agricultores. Por esto el autor sugiere que era mejor un ejército pequeño pero profesional y bien equipado.

Por otro lado, el enemigo, a pesar de ser inferiores en número, eran nativos que conocían bien el terreno y se escondían en selvas impenetrables o de difícil acceso. Muchos habían trabajado durante años en las plantaciones en un régimen casi de esclavitud y estaban acostumbrados a difíciles condiciones de vida. 

Además el clima tropical de Cuba tuvo un protagonismo importante en las bajas. Altas temperaturas y mucha humedad crean un terreno ideal para la propagación de enfermedades infecciosas. Así las fiebres se extendieron en el ejército causando numerosas bajas.

Las repercusiones que tuvo la Guerra de Cuba de 1898 para España fueron terribles. En primer lugar perdió las colonias de Cuba, Puerto Rico, Filipinas, Guam y poco después Marshall, Carolinas y Marianas. Por otro lado se inicia una crisis política, ya que nadie se responsabilizó de la derrota, el Gobierno culpa al Ejército y estos miran con recelo a los políticos. Se da una pérdida de prestigio internacional, ya que han sido derrotados por una nación prácticamente nueva, y han dejado de ser una potencia colonial. Además hay una serie de pérdidas económicas que derivan principalmente de los gastos militares del conflicto, la pérdida de la flota del Pacífico y en las Antillas y una pérdida del comercio y tributos de las colonias, aunque a medio plazo habrá una repatriación de capitales que será beneficiosa. Por último, y quizá lo más grave, será una crisis identitaria, que dará lugar a diferentes movimientos, en lo literario será protagonista la Generación del 98 con autores como Machado, Azorín, Pío Baroja, Blasco Ibáñez o Valle Inclán. Y en lo político un movimiento conocido como "regeneracionismo" que hace una crítica mordaz a la política española, el máximo exponente de esta corriente será Joaquín Costa quien denunció el poder de la oligarquía, la práctica del caciquismo, la corrupción política, y en general el atraso económico y cultural de España comparado con los países de su entorno, basaban la recuperación del país en la mejora de la educación, la descentralización política y la apertura política. Hubo gobiernos regeneracionistas como el de Maura o Canalejas aunque su éxito fue escaso, debido a la difícil coyuntura económica y política internacional.




Resultados Elecciones Municipales 12 de Abril de 1931. Comentario de Gráfico o Fuente Histórica.

11/26/2014 11:01:00 p. m. 0

Comentario Historia a los resultados de las elecciones municipales 12 de Abril de 1931, donde la victoria en las grandes capitales de socialistas y republicanos provocó la proclamación de la II República Española

CLASIFICACIÓN: Nos encontramos ante un gráfico sectorial donde se representan los resultados electorales de las elecciones municipales del 12 de Abril de 1931

ANÁLISIS: Como podemos observar el mayor número de votos, en el gráfico en color azul, es para el conjunto de los partidos dinásticos, con un total de 40.324 concejales. En segundo lugar, estaría la coalición republicano-socialista con 39.501 concejales. El resto de concejales, estarían repartidos por partidos o agrupaciones de carácter comunista, centro o nacionalistas, con una representación en los ayuntamientos muy inferior al de las formaciones políticas mayoritarias. 

RESULTADOS ELECCIONES MUNICIPALES 12 ABRIL 1931

Como podemos observar, son los partidos monárquicos los que ganan las elecciones municipales de 1931, sin embargo, la coalición republicano-socialista consigue una victoria aplastante en las grandes capitales como Madrid o Barcelona. Esto es debido en parte, a que la sociedad rural tiene un pensamiento mucho más conservador y está más influido por el caciquismo, mientras la sociedad urbana tiene una mayor conciencia política. 

COMENTARIO: El apoyo de Alfonso XIII a la dictadura de Miguel Primo de Rivera, y la nefasta gestión de éste último, da lugar a una oposición a la monarquía, el rey, consciente del escenario político trata de poner medidas que le devuelvan el favor del pueblo, así, tras la dimisión de Miguel Primo de Rivera, el rey Alfonso XIII concede el poder ejecutivo al general Dámaso Berenguer con la intención de liderar una transición hacia un sistema regido por la Constitución de 1876. La larga dictadura había aglutinado a varios grupos opuestos a la monarquía en el Pacto de San Sebastian, que intentan un pronunciamiento en Jaca que será aplacado y tras el que comenzará una dura represión al sector republicano. Por lo que Berenguer será sustituido por el Almirante Aznar, y será quien convoque las elecciones, donde se pondrá en marcha una extensa red de caciques con el fin de manipular los resultados, sin embargo, la oposición republicana tomó medidas en las principales capitales para que los resultados fueran limpios.

Como podemos observar, son los partidos monárquicos los que ganan las elecciones municipales de 1931, sin embargo, la coalición republicano-socialista consigue una victoria aplastante en las grandes capitales como Madrid o Barcelona. Esto es debido en parte, a que la sociedad rural tiene un pensamiento mucho más conservador y está más influido por el caciquismo, mientras la sociedad urbana tiene una mayor conciencia política. 

Estos resultados bastaron para que se diera una explosión espontánea de júbilo en las grandes capitales exigiendo la proclamación de la república. Alfonso XIII ante la evidente oposición del pueblo español hacia la institución monárquica decide abandonar el país sin hacer una abdicación formal y el 14 de Abril de 1931, tan sólo dos días después, se proclama la II República y se instaura un gobierno provisional presidido por Niceto Alcalá-Zamora. Poco después se formarían una Cortes Constituyentes y el 9 de Diciembre de 1931 se aprobaría la Constitución de 1931.

La II República tuvo una vida corta, debido en primer lugar a un contexto económico poco favorable, la crisis de 1929 afecto no sólo a Estados Unidos, sino a toda Europa, a lo que hay que sumar una radicalización de la política, ascenso de partidos FAI o CNT y por otro lado ultraconservadores como la Falange, ante estas dos ideas radicales y el miedo a la instauración de un régimen comunista por un lado, o un régimen fascista por otro, llevaron a atenazar a los partidos moderados y a una guerra inevitable.

Manifiesto del Poder Ejecutivo de la República a la Nación. Comentario de Texto Histórico.

11/24/2014 04:56:00 p. m. 0
"Incapaces las Cortes de formar un nuevo Gobierno duradero, se hubieran consumido en estériles y espantosas convulsiones, creando efímeros y menospreciados poderes y contribuyendo al triunfo de la más horrible anarquía, en pos de la cual se columbraba sólo el entronizamiento del absolutismo carlista o la desmembración de España en pequeños y agitados cantones, donde todos los rencores, todas las envidias, y todos los apetitos rompiesen con violencia el frente de las leyes.


En tan suprema ocasión, el orden social, la integridad de la Patria, su honra misma, han sido salvados por un arranque de energía, por una inspiración denodada y dichosa, por un acto de fuerza, doloroso siempre y vitando; mas ahora, no sólo digno de disculpa, sino de imperecedera alabanza.



La guarnición de Madrid no ha hecho más que ser el instrumento y el brazo de la opinión pública unánime [...]



La abdicación voluntaria del Monarca y la proclamación de la República sólo han borrado un artículo [de la Constitución]. Modificada así en la forma la ley fundamental por sucesos providenciales, no debemos consentir que por un caso fortuito llegue a cambiar en la esencia; y a semejanza también del escultor, creemos llegada la hora de fundirla en resistente bronce, gracias al duro crisol y al fuerte molde de la dictadura. 



Luego que demos cima a esta grande empresa, volverá la Constitución de 1869 a dar al pueblo todos los derechos que a ella se consignan, la Patria y las actuales instituciones se habrán salvado. [...].


El Presidente del Poder Ejecutivo de la República. Francisco Serrano. El Ministro de Estado, Práxedes Mateo Sagasta. El Ministro de Gracia y Justicia, Cristino Martos. Manifiesto del Poder Ejecutivo de la República a la Nación. 8 de enero de 1874.

CLASIFICACIÓN: Nos encontramos ante una fuente primaria de un claro carácter político e histórico circunstancial, se trata de un manifiesto dictatorial que ha tomado el poder en el país. Entre los autores del manifiesto se encuentran Francisco Serrano, Práxedes Mateo Sagasta y Cristino Martos, todos políticos de una clara tendencia conservadora, que idearon un suerte de dictadura republicana con el fin de volver al orden. El texto tendría un carácter pública y estaría dirigido a toda la nación española.

Francisco Serrano

ANÁLISIS: La idea principal del texto sería la justificación del golpe de estado de Pavía y exponer la razones de éste, debido al fracaso de la I República, debido a la revolución cantonal, y la guerra carlista principalmente.

Otras ideas secundarias que se extraen del texto, es cómo la I República ha llegado a un estado de anarquía y su incapaz de conseguir un gobierno estable. Señala como las principales amenazas del país residen en la Guerra Carlista iniciada en 1872 en Navarra y en las Provincias Vascas y el cantonalismo, que a pesar de haber retrocedido tienes importantes focos de resistencia como el de Cartagena.

Por último, define la nueva situación como temporal, ya que sigue defendiendo el ideario de la Constitución de 1869.

COMENTARIO: En 1869, tras la conocida como Revolución Gloriosa de 1868, se aprueba en España la primera constitución liberal con sufragio universal masculino. La llegada de la Democracia es bien recibida por la mayoría de la población española, sin embargo, desde su nacimiento, atravesará por una serie de circunstancias que la llevarán a su desaparición en 1874. El año 1868 se inicia la Guerra de Cuba, conocida como Guerra de los Diez Años o Guerra Grande, lo que provocó desánimo en gran parte de la población. Por otro lado, la Constitución era concebida como una Monarquía Parlamentaria, por lo que era necesario buscar un Rey, el general Prim consigue convencer a Amadeo I de Saboya, quien es proclamado rey en 1871. Sin embargo, desde su llegada comienzan los problemas, tiene poco apoyo popular y Prim, su principal valedor es asesinado, a la guerra de Cuba hay que sumar el inicio de la Tercera Guerra Carlista en 1872 contraria a su trono, todos estos problemas llevan a su abdicación en 1873 y con ella a la creación de la I República Española. Sin embargo, ni el proyecto federalista de Pi y Margall, ni el unionista de Salmerón  dieron solución a los problemas, más bien los acrecentaron, con la rebelión cantonal y diversos intentos de golpe de estado. En 1873 llega a la presidencia Emilio Castelar, que no supo dar solución a la situación, lo que termina con el golpe de estado del General Pavia el 3 de Enero de 1874. Es en ese momento cuando Serrano, Sagasta y Martos, realizan este manifiesto que pretende instaurar una suerte de república dictatorial y unitaria. Sin embargo, los distintos conflictos habían abierto a la opinión pública, de mano de Cánovas de Castillo una nueva vía de gobierno, centrada en un monarquía encabezada en la antigua dinastía Borbón, en la figura de Alfonso XII, el sector conservador, llevará a cabo un golpe de Estado en octubre de 1874 encabezada por el general Martínez Campos en Sagunto, que dará fin a la I República e inaugurará una nueva etapa, centrada en Alfonso XII y la figura de Cánovas y Sagasta que se prolongará unos 50 años.

CONCLUSIONES: El siglo XIX es uno de los periodos políticos más convulsos de la Historia de España, la consolidación del régimen liberal no fue tarea fácil porque a lo largo del siglo siempre encontró detractores desde muy diferentes frentes, bien sean conservadores que defienden el Antiguo Régimen o el Carlismo. A esto hay que sumar la incapacidad de llegar a un consenso constitucional entre progresistas y moderados, a partir de 1848 la aparición de nuevos grupos como el movimiento obrero, el republicanismo y los demócratas, el escenario se complica aún más. Así las cosas, el ejército y el pronunciamiento militar se convierte en una constante cuando los diferentes gobiernos, independientemente de su ideología no logren superar la crisis. No será hasta la instauración del sistema canovista de alternancia de partidos, cuando se logre una estabilidad política desconocida en todo el siglo XIX.

Comentario de Texto Histórico. Alfonso XIII se despide del País. Historia de España.

10/10/2013 02:05:00 p. m. 0

El 12 de Abril de 1931 tuvieron lugar las elecciones municipales en España. Los resultados, aunque esperados, sorprendieron a todos los españoles. La victoria de socialistas y republicanos en las principales capitales como Madrid y Barcelona, anticipaban de alguna manera el advenimiento de la II República. Ante esta situación, el rey, Alfonso XIII, decide abdicar mediante el documento que se presenta a continuación.

Alfonso XIII se despide del país.



Las elecciones celebradas el domingo me revelan claramente que no tengo hoy el amor de mi pueblo. Mi conciencia me dice que ese desvío no será definitivo, porque procuré siempre servir a España, puesto el único afán en el interés público hasta en las más críticas coyunturas.

Un Rey puede equivocarse, y sin duda erré yo alguna vez, pero sé bien que nuestra patria se mostró en todo momento generosa ante las culpas sin malicia.

Soy el Rey de todos los españoles, y también un español. Hallaría medios sobrados para mantener mis regias prerrogativas, en eficaz forcejeo con quienes las combaten. Pero, resueltamente, quiero apartarme de cuanto sea lanzar a un compatriota contra otro en fraticida guerra civil. No renuncio a ninguno de mis derechos, porque más que míos son depósito acumulado por la Historia, de cuya custodia ha de pedirme algún día cuenta rigurosa.

Espero a conocer la auténtica y adecuada expresión de la conciencia colectiva, y mientras habla la nación suspendo deliberadamente el ejercicio del Poder Real y me aparto de España, reconociéndola así como única señora de sus destinos.

También ahora creo cumplir el deber que me dicta mi amor a la Patria. Pido a Dios que tan hondo como yo lo sientan y lo cumplan los demás españoles.

ABC, 15 de abril de 1931

DESCRIPCIÓN

El texto presentado se trata de una publicación del rey Alfonso XIII en el periódico ABC, se trata de un texto histórico-circunstancial, ya que responde a la victoria en la elecciones municipales de 1931 de republicanos y socialistas, fuente primaria y de carácter público, puesto que ha sido publicado en un medio de prensa.

RESUMEN

El texto trata sobre la abdicación de Alfonso XIII y su exilio de España como respuesta a los resultados electorales del 12 de Abril de 1931 que le dieron la victoria a republicanos y socialistas.

ANÁLISIS

En el primer párrafo, Alfonso XIII, reconoce que ha perdido el apoyo del pueblo español, y es que a pesar de que los partidos monárquicos han obtenido la victoria en la mayoría de ayuntamientos tras las elecciones municipales del 12 de Abril de 1931, la victoria de republicanos y socialistas capitales importantes como Madrid y Barcelona, se interpretó como una victoria del republicanismo a nivel nacional, ya que en el mundo rural predominaba todavía un sistema caciquil.

En el segundo párrafo el rey admite haberse equivocado, sin duda se refiere a su apoyo al pronunciamiento y después a la dictadura de Miguel Primo de Rivera, que alentó aún más el descontento general y crecimiento de las posiciones antimonárquicas en España.

En el tercer párrafo, Alfonso XIII, no renuncia a ninguno de sus derechos como monarca español, afirma que son derechos acumulados por la historia, en este sentido muestra una línea de pensamiento cercana a Jean Bodín que ya en el siglo XVII, en cuanto el monarca es depositario del poder por derechos históricos, aunque quizá se desmarque de Bodín en el sentido de no defender la monarquía absoluta, ya que en el siglo XX, la soberanía nacional está profundamente asentada en la Europa Occidental. Por otro lado, admite que podría comenzar una guerra civil, con la intención de proteger sus legítimos derechos, pero termina renunciando a un conflicto que enfrente a los españoles.

En el cuarto párrafo, Alfonso XIII anuncia su renuncia al trono y su exilio voluntario hasta que se celebren las elecciones generales, ya que las anteriores habían sido municipales y actuar en consecuencia con los designios del pueblo.

En el último párrafo se despide, afirmando que su decisión la ha tomado con la intención de beneficiar a España al tiempo que cumple con su deber como Rey.

COMENTARIO

El reinado de Alfonso XIII constituye uno de los periodos más convulsos de la Historia Contemporánea de España, su reinado se inicia con la regencia de su madre María Cristina (1885-1902), en se vive cierta tranquilidad social pero no tardarán en aparecer los problemas, el Pacto del Pardo (1884) entra Cánovas y Sagasta da lugar a la adulteración de las elecciones por medio del Pucherazo, el Caciquismo o el Encasillamiento, pero sin duda fue la Crisis de Cuba de 1898 la que marcó la crisis del periodo. En 1902 con la mayoría de edad de Alfonso XIII comienza su reinado efectivo, no exento de continuas crisis, la mayoría desencadenadas por la instauración de un protectorado en el norte de África tras la Conferencia de Algeciras en 1906, el Barranco del Lobo (1908), o la Semana Trágica de Barcelona (1909), debido a los sistemas de reclutamiento para combatir en África serán las más destacadas de sus primeros años, la política sufre un giro con los llamados regeneracionistas, que pretendían modernizar el país, y que se manifiesta tanto en el gobierno conservador como el de Maura o el progresista de Canalejas. Con el comienzo de la I Guerra Mundial, el país vuelve a entrar en una profunda crisis económica imposible de resolver por los gobiernos de Eduardo Dato y el Conde de Romanones, la crisis de Annual en 1921 marcará el punto álgido de la crisis, con más de 10.000 bajas, irregularidades en los mandos militares que quedaron al descubierto con el Expediente Picasso, en 1923 Alfonso XIII apoya la dictadura de Miguel Primo de Rivera, en principio una medida temporal con la intención de restaurar el orden, entre las primeras medidas se encuentra la suspensión de la Constitución. Sin embargo, la dictadura fue enquistándose en el tiempo y la oposición comenzó a organizarse contra el nuevo régimen, en el Pacto de San Sebastián en 1930 socialistas, republicanos y nacionalistas unen sus fuerzas para derrocar la dictadura y la monarquía a la que acusan de lesa majestad y de haber traicionado a su pueblo. En 1930 se da un giro político, comienza el periodo conocido por dictablanda, ahora con el general Berenguer, que pretendía volver paulatinamente a la normalidad constitucional, sin embargo la reformas eran lentas y la oposición se exasperaba. Dentro de esta política se enmarcan las elecciones municipales del 12 de Abril de 1931 con una abrumadora victoria de socialistas y republicanos. Alfonso XIII finalmente admite los resultados electorales y abdica, el 14 de Abril parte al exilio desde Cartagena, ese mismo día se proclama la II República con un gobierno provisional liderado por Alcalá-Zamora.

CONCLUSIONES

En el texto advertimos que Alfonso XIII pensaba que su salida sería de carácter temporal y que pronto volvería la institución monárquica a España. Sin embargo, la realidad fue muy distinta, España durante un periodo de casi 45 años careció de rey, a lo largo de diferentes etapas como fueron la II República, Guerra Civil y Franquismo. Si durante la II República la razones parecen obvias, no lo son tanto durante el Franquismo ya que con la Ley de Sucesión de 1947, el régimen proclama a España como reino, sin embargo Juan de Borbón, hijo del anterior se alinea con la oposición franquista. Su protagonismo en el conocido como Contubernio de Munich en 1962 da lugar a la negativa de Franco a ceder la corona. En 1969 se proclama a Juan Carlos como príncipe de Asturias, pero no será hasta la muerte de Franco en 1975 cuando acceda al trono. Hasta hace poco la Corona Española, era una de las instituciones más valoradas del Estado Español, sin duda, se debe a la participación del rey Juan Carlos I en el proceso de transición democrática y a su intervención durante el intento de golpe de estado en 1981. Hoy diversas circunstancias como el proceso a Urdangarín o la reciente partida de caza en África de Juan Carlos I reabren el debate político entre monárquicos y republicanos, estos últimos aglutinados sobre todo en partidos de izquierda, que consideran a la institución como inmovilista, anquilosada y retrógrada. Otra cuestión que deberá afrontar la corona será la sucesión de Juan Carlos o la reforma de la Constitución ya que existen restricciones para el acceso al trono de las infantas.