Mostrando entradas con la etiqueta ART·03·Románico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ART·03·Románico. Mostrar todas las entradas

Santa Cristina de Lena. Comentario

2/03/2015 06:40:00 p. m. 0

Santa Cristina de Lena. Comentario


DESCRIPCIÓN: Nos encontramos ante la planta de la Iglesia de Santa Cristina de Lena, construida hacia el año 852 cerca de Oviedo. Por tanto podemos enmarcarla dentro del Prerrománico, más concretamente dentro del Arte Asturiano, también conocido como Ramirense, por coincidir con el reinado de Ramiro I.



ANÁLISIS: Nos encontramos ante un edificio de planta centralizada, más concretamente de cruz griega, algo bastante novedoso dentro del Arte Asturiano.

Consta de un espacio central, de forma rectangular, sostenido con fuertes muros, sobre los que descansa una bóveda de cañón apoyada sobre arcos fajones, para contrarestar los empujes de la bóveda, en el exterior se han construido sendos contrafuertes, que hacen de ella una de las obras más singulares del Arte Asturiano. La nave principal se articula con un altar, elevado y separado por columnas y arcos, conocido como iconostasis o iconostasio, sin duda, un aspecto formal del Arte Paleocristiano y que llegaría a través del Arte Visigodo. Servía para separar al clero de los fieles y tendría forma de arco triunfal y colocaba el altar a una altura elevada con respecto al resto de la nave. Observamos también unas escaleras, que darían acceso a las tribunas situadas sobre el altar y el primer cuerpo de la nave central que tendría la función de nártex o acceso, estas tribunas estarían destinadas a las altas dignidades.

El resto de cuerpos, tienen forma rectangular y se sitúan en cada uno de los muros de la estancia principal. Al Oeste encontraríamos la entrada propiamente dicha, al Este, tras el altar, encontraríamos una capilla donde normalmente se guardaban las reliquias, en los lados Sur y Norte encontraríamos dos estancias a modo de capilla. Todas estas estancias también serían cubiertas con bóveda de cañón.



FUNCIÓN Y SIGNIFICADO: La función, como Iglesia sería la de servir de Casa de Dios y lugar para el culto cristiano. Sin embargo, su significado va mucho más allá, ya que viene a representar el poder de un nuevo reino, el Reino Astur o Astur-Leonés, que se considerará como continuador de la Monarquía Visigoda, y se configurará como un poder independiente frente al resto del conjunto peninsular.

COMENTARIO: El Arte Asturiano, sorprende por su modernidad, su esbeltez y simetría de proporciones, el uso generalizado de la bóveda de cañón, variedad de soportes y riqueza ornamental, que sin duda lo acercan de forma muy prematura al Románico. Suelen ser edificios construidos en sillar o mampostería, y se nutre de múltiples influencias, desde el Arte Visigodo o Mozárabe, hasta del Arte Carolingio, coetáneo de éste. A pesar, de tomar elementos de otras manifestaciones culturales, el Arte Asturiano tiene formas nuevas e independientes, sin querer nunca ocultar una vinculación a un pasado genuino como la Monarquía Visigoda. Todo ello dará lugar a un arte singular y una manifestación artística única. El Arte Asturiano, en cualquier caso tendrá una vida corta, la crisis de la corte asturiana dará tendrá consecuencias en la actividad constructiva, no será hasta el siglo XI, con la peregrinación a Santiago de Compostela y la llegada del Románico, cuando se vuelva a vivir un nuevo auge constructivo. Santa Cristina de Lena ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985. 

San Clemente de Tahull. Pintura Mural. Comentario de Historia del Arte

11/25/2014 04:51:00 p. m. 0

El Pantocrator de San Clemente de Tahull es una de las pocas obras pictóricas monumentales conservadas del Románico. Todo un paradigma de la pintura románica conservada en España.

San Clemente de Tahull


DESCRIPCIÓN: La imagen corresponde a una de las pinturas murales que se encuentran en la Iglesia de San Clemente de Tahull en Lérida. Se encuentran en un ábside y fueron pintadas en 1123 al tiempo de las que se encuentran en Santa María de Tahull, formando uno de los conjuntos murales más interesantes del Románico.

Comentario de Arte. San Clemente de Tahull

ANÁLISIS FORMAL: Las pinturas románicas murales están realizadas generalmente al temple. Para lo cual es necesario realizar una preparación del muro. En éste se aplican varias capas de argamasa y después se aplica un enlucido con yeso fino dejando una superficie blanca y lisa, sobre la que el artista puede aplicar la pintura. Los colores suelen ser planos, predominando el dibujo sobre el color.

En esta imagen se ha representado un Pantocrátor, insertado en la conocida como almendra mística o mandorla. Es un Cristo sentado en su trono, con un gesto con el que parece estar bendiciendo con su mano izquierda. En los lados encontramos ángeles, serafines y el Tetramorfos que representa a los cuatro evangelistas.

En la parte inferior, aparece la Virgen como mediadora y los Apóstoles. La pintura mural románica muestra una clara influencia de la tradición bizantina de los mosaicos, por esta razón recurre a la abstracción y a estilizaciones simbólicas que traten de representar una idea, olvidando la tradición clásica de "mímesis" o imitación de la naturaleza. 

Las figuras muestran, un claro carácter frontal, y cierto alargamiento, sobretodo en los rostros. Llama la atención la dureza de los pliegues, muy geometrizados. Sus colores son planos y brillantes, predominando el rojo, el azul y el amarillo.

FUNCIÓN Y SIGNIFICADO: La pintura románica tenía una clara función divulgativa y pretendía adoctrinar y educar a los fieles en los principios religiosos. En este caso, trata de trasladar el mensaje de un Dios justiciero y severo, alejado de la imagen renacentista de Cristo, hombre e hijo de Dios. Además de mostrar el buen camino de los fieles con el ejemplo de la Virgen y los apóstoles.

COMENTARIO: En la época del Románico, la gran mayoría de la población era analfabeta, por tanto, muy pocos tenían acceso directo a los Evangelios. Así, que el Arte Románico, crea un sistema con una clara intención divulgativa, a través de unos modelos sencillos y claros que permitan el adoctrinamiento, para ello es necesario cierta dosis de abstracción y estilización, abandonando el sentido de mímesis, y adquiriendo un simbolismo que permitiera a los fieles identificar los temas y las imágenes, se prescinde de ciertos recursos clásicos como el uso de la perspectiva o cánones, así como el empleo de sombras para crear volúmenes, dando lugar a representaciones con un predominio de la línea sobre el color. Además, las imágenes cumplen ciertos aspectos estéticos, al igual que la escultura románica, como la ley de adaptación al marco, que permiten adaptarse al espacio arquitectónico donde se encuentran representados. También, en torno al año 1000, debido a un sentimiento milenarista, que auguraba el fin del mundo, más otras circunstancias como epidemias y hambrunas, da lugar a que se creen unos tipos estéticos basados en el libro del Apocalipsis, como por ejemplo el Pantocrátor, que es la representación de Cristo como Juez, sentado en su trono, también conocido como Maiestas Domini, y rodeado por el Tetramorfos, visión simbólica de los evangelistas, y que suele estar acompañado con escenas del Juicio Final. Con la llegada del Gótico, las representaciones dejarán de ser tan rígidas y pasarán a ser más naturalistas y se introducirán nuevos temas donde comience a representarse al Cristo hombre y llegado el Renacimiento, los formalismos románicos se habrán abandonado por completo.

Esta pintura  de San Clemente de Tahull es una de las obras más emblemáticas de la pintura románica en España y Europa.

Comentario de la Fachada de Santo Domingo de Silos en Soria. Historia del Arte.

10/10/2013 02:07:00 p. m. 0

Santo Domingo en Soria fue construida a mediados del siglo XI, sobre los cimientos de un templo dedicado a Santo Tomé, fue Alfonso VIII de León, el que decidió su reconstrucción en honor a Santo Domingo, conformando uno de los más bellos templos que podemos encontrar a lo largo del camino de Santiago.

Santo Domingo de Soria

DESCRIPCIÓN: Nos encontramos ante la fachada de Santo Domingo de Soria, se trata de Iglesia de estilo románico construida entre mediados del siglo XI y principio del siglo XII.


CONTEXTO: El Románico surge a partir del siglo XI impulsado principalmente por la orden cisterciense que llevó a cabo la construcción de la abadía de Cluny, un conjunto abacial que reúne todas las características que se dieron en el románico con una iglesia que sería la más grande hasta la construcción de la nueva basílica de San Pedro del Vaticano. Durante el siglo XI asistimos a la gran difusión del feudalismo por los territorios del Antiguo Imperio Carolingio, donde la Iglesia ejerció un gran poder como dominadora de la ideología social y detentadora de la cultura. La sociedad se dividía en estamentos, establecidos como compartimentos estancos, siendo imposible la promoción social, la Iglesia concebía la sociedad dividida en oratores (clero), bellatores (nobleza) y laboratores (campesinos). La economía era fundamentalmente agraria en un mundo donde las ciudades y el comercio comienzan a recuperarse tras la caída del Imperio Romano. En un mundo compartimentado en diferentes poderes ostentados por los señores feudales, dividido entre dos culturas diferentes (cristianismo e islamismo) que dieron lugar a las cruzadas, y las crisis derivadas de la ostentación del poder temporal, en lo que conocemos como las querellas de las investiduras, el Románico se alza desde Cluny como el primer estilo occidental desde la caída del Imperio Romano que se difundió principalmente por las diferentes vías de peregrinación, en particular el Camino de Santiago, a pesar de que el Románico en toda Europa compartía una serie de características comunes, también es cierto que existieron ciertas escuelas regionales con caracteres diferenciados, es el caso del Románico Italiano con mayor tradición clásica, el Románico del Perigeux francés con influencias bizantinas, el Románico francés del Languedoc, máxima expresión del Románico con Magdalena de Vezelay o San Sernin de Tolouse, además del Románico Catalán o el Románico Normando.


ANÁLISIS: En la fachada observamos que el material de construcción principal es la piedra, sabemos que en esta época grupos de canteros recorrían las principales vías construyendo iglesias que dieron lugar a un estilo homogéneo. La piedra está tallada en sillares isódomos dispuestos a soga y tizón. La fachada se divide en cuatro cuerpos, comenzando de abajo a arriba, encontramos un primer cuerpo decorado con arquillos ciegos sobre columnas adosadas de clara influencia lombarda lo que nos indica que se trata de un románico primitivo correspondiente al siglo XI, encontramos la portada de forma abocinada, con jambas y arquivoltas, con un parteluz y un tímpano decorado con relieves. El segundo cuerpo carece de decoración pero se encuentra ocupado por la parte superior de la portada, es decir las arquivoltas, el tercer cuerpo repite el esquema del primero decorado con arquillos ciegos sobre columnas adosadas, aparecen dos figuras que parecen santos, seguramente se trate del patrón de la Iglesia Santo Domingo y quizá del Obispo promotor de la misma. El cuarto cuerpo supone el remate y está realizado en forma de frontón triangular, siguiendo la forma del tejado a dos aguas que sin duda cubre la bóveda de cañón de la nave principal, este cuerpo está ocupado con un rosetón que sin duda pertenece a una época posterior, seguramente un primer gótico a finales del siglo XII.

Aunque no tenemos el esquema de la planta, hemos de suponer que sigue el esquema básico de las iglesias románicas de este periodo, es decir una nave central más alta que las laterales cubierta por bóveda de cañón sobre arcos fajones, que apoyarían sobre pilares bien de sección cuadrada o bien cruciformes con columnas adosadas, aunque es posible que estuviera cubierta con bóvedas de arista. Las naves laterales estarían cubiertas seguramente por bóvedas de arista, es muy posible que tuvieran dos pisos de altura como muchas iglesias de peregrinación, hipótesis no muy remota, ya que Soria se encuentra en el itinerario del Camino de Santiago, en el caso de doble altura, es posible que las naves estuvieran rematadas con bóvedas de cuarto de esfera. La cabecera seguramente estará realizada con un ábside mayor coincidente con la nave central y cubierto con bóveda de cuarto de esfera y dos más pequeños en las laterales con el mismo sistema constructivo.

En el alzado, aunque no lo observamos en la imagen, hemos de suponer que la iglesia posee potentes muros de piedra, que son además un elemento tectónico o sustentante, con pocos vanos y muy pequeños con el fin de soportar el gran peso de la bóveda, además estarían reforzados con pilastras y decorados con los motivos que observamos en la fachada, como arcos ciegos, columnas adosadas, aunque es posible que encontremos lesenas o canecillas que sustenten las cornisas o taqueado jaqués como decoración.

La cubierta sería a dos aguas en madera o teja, y en los ábsides seguramente se trate de una sección cónica que cubra las bóvedas de cuarto de esfera.

La decoración se concentra principalmente en la fachada en la que se distingue a un Pantocrator, en actitud de bendecir con una mano alzada y en la otra un libro, se trata de un Dios Justiciero, más cercano a Yahvev que al Jesús del Nuevo Testamento, es posible que a su alrededor se encuentre las figuras o bien los símbolos de los evangelistas y también objetos simbólicos como el Crismón con el alfa y el omega que viene a significar que dios es el principio y el fin de todas las cosas. Se trata de esculturas que no respetan las proporciones ni la perspectiva, el artista se rige por la ley de adaptación al marco, la figuras se muestran hieráticas sin expresión, pero el mensaje que transmite, por el contrario es bastante claro, que sería el principal fin de la obra, el hacer a los fieles temerosos del poder de Dios con el fin de evitar el pecado y obtener la recompensa en la vida eterna.

FUNCIÓN: La función de la Iglesia Románica es múltiple, en primer lugar tiene una función simbólica ya que representa la casa de Dios en la Tierra, por otro lado debe albergar fieles y ser un espacio apto para las características dogmáticas de la Iglesia Romana, por otro lado en el caso de ser una Iglesia de Peregrinación tiene la función de albergar fieles, a veces puede tener reliquias de santos con lo que se convierte en sí misma en destino de la peregrinación.

COMENTARIO: Como ya hemos comentado el Románico, que aparece en el siglo XI fue el primer estilo artístico occidental desde la caída del Imperio Romano y que se difundió por toda Europa, durante mucho tiempo fue considerado un estilo tosco y primitivo, sin embargo sus características están estrechamente ligadas a la sociedad y el tiempo donde surgió, Huizinga en su obra el “Otoño de la Edad Media” no sólo considera al Románico como un estilo que recoge muchas de las características del Arte Romano, como el empleo del arco de medio punto y la bóveda de cañón, sino que además la escultura recoge muchos de los principios de abstracción que se dieron al final del Imperio Romano, su influencia en épocas posteriores será crucial, ya que será el punto de partida del Gótico y muchas de sus innovaciones permanecerán, sobre todo en la edificación religiosa como el empleo de la planta basilical, la cúpula sobre el crucero o las torres campanarios que se repetirán con otro lenguaje tanto en el Renacimiento como en el Barroco.

Comentario Santa Sabina. Arquitectura. Historia del Arte.

10/10/2013 01:51:00 p. m. 1

La iglesia de Santa Sabina es una de las obras paradigmáticas del Arte Paleocristiano. Construida en el siglo V d. C. y heredera de la arquitectura romana inicia el camino hacia el arte medieval.

Santa Sabina

Nos encontramos ante tres imágenes de Santa Sabina, basílica construida en el siglo V d. C., es de estilo Paleocristiano y se encuentra en Roma.

Para entender el arte Paleocristiano nos debemos situar en los años del Bajo Imperio Romano, que abarcan el siglo IV y V d. C. En estos momentos el cristianismo, religión perseguida por los emperadores, pasó a ser tolerada con Constantino por el Edicto de Milán en el 313 d. C. y más tarde con Teodosio pasó a convertirse en la religión oficial del Imperio, año 395 d. C.

Los artistas paleocristianos, habían ido desarrollando una iconografía cristiana, partiendo del arte romano, sobre todo en escultura y pintura, que se puede encontrar en algunas catacumbas, sin embargo, no se manifestó en arquitectura debido a su ilegalidad. No obstante, a partir de la oficialidad de la religión comenzó una importante actividad constructiva, sobre todo en el siglo V d. C. De la que quedan varios testimonios como Santa Sabina, Santa María la Mayor, el mausoleo de Santa Constanza o la antigua basílica de San Pedro del Vaticano. Los arquitectos, partieron de la arquitectura romana para crear un espacio adecuado a las exigencias del dogma y rito cristiano, que exigía, como función principal albergar a la comunidad de fieles (Ekklesia).
Planta de Santa Sabina

Para ello adoptaron el modelo de basílica romana, que mediante modificaciones adaptaron al rito cristiano. La primera modificación fue el cambio de orientación, ya que las naves se dispusieron de forma longitudinal en lugar de forma transversal como las romanas, dotando no sólo de un sentido funcional para la reunión de la comunidad, sino también, de un sentido simbólico, la Iglesia como camino hacia Dios o hacia el Reino de los Cielos. Esta adaptación se complementa con un atrio, en la parte exterior y un nártex, espacio a los pies de la iglesia para los catecúmenos. Además se incluye un transepto, configurando en planta el modelo de cruz latina, que representa la cruz de Cristo.

En el caso particular de Santa Sabina, observamos muchas de estas características que definen a la arquitectura paleocristiana. Comenzando por la planta, vemos como constaba de un atrio (hoy desaparecido) a los píes de la Iglesia que anticipaba el paso al lugar sagrado. Después se enmarca el edificio, de tres naves, la central más ancha y alta que las laterales, que se extienden de forma longitudinal hasta dar lugar a un ábside, el lugar más sagrado del templo que simboliza, el Reino de los Cielos, sentido acentuado por la forma del ábside en forma horno. Como vemos, todavía no se incluye el transepto, pero existe un elemento, llamado iconostasio (banco en piedra) que divide la zona para alojar a los fieles de la zona sagrada donde se celebra la eucaristía.

En cuanto al alzado encontramos cierta correspondencia entre la estructura interior y exterior, aunque no tenemos la imagen de la fachada (seguramente reformada en un estilo posterior), vemos como los muros exteriores traducen perfectamente los volúmenes de las naves laterales, central y ábside.

Vista Posterior. Santa Sabina

En cuanto a los elementos sustentantes, en el interior vemos una serie de columnas de orden corintio, muy posiblemente rescatadas de edificios romanos, sobre las que se levantan arcos de medio punto, (aquí observamos la herencia romana), que permiten elevar la nave central muy por encima de las naves laterales, sobre los muros que hay sobre los arcos se abren grandes vanos, rematados con arcos de medio punto que permiten iluminar la nave central. Al exterior observamos como los muros también tienen una función estructural que permiten cerrar las naves laterales y sostener las cubiertas, deben ser bastantes gruesos, pero aún así se permite la apertura de vanos que iluminen las naves laterales. En cuanto a los elementos sustentados observamos una cubierta de madera a dos aguas sobre la nave central, seguramente bajo una estructura de vigas en caballate y a un agua en las naves laterales. Sobre el ábside observamos una cubierta semicónica. En el interior la cubierta se presenta con un trabajo de artesonado sobre madera.

En cuanto a los materiales observamos un sentido heterogéneo, con ladrillos para los muros, mármol para las columnas y arcos interiores y madera para las cubiertas.

En cuanto a la decoración observamos cierta sobriedad, tanto en el interior como en el exterior que se traduce en una claridad de las formas arquitectónicas. En el interior algo de decoración en los muros alrededor de los arcos, pero sin duda se concentra en el ábside, focalizando la atención desde cualquier punto de la basílica, parece que se trata de un mosaico (opus teselatum), técnica heredada también del Imperio Romano que parece reproducir una escena bíblica. En el exterior se omite todo tipo de reproducción basándose en la reproducción de volúmenes geométricos puros que nos dejan adivinar la estructura interior.

A modo de conclusión diremos que el Arte Paleocristiano, supone una adaptación de los modelos y estructuras arquitectónicas romanas, para desarrollar nuevas funciones que cumplan con las obligaciones del rito y dogma cristiano, como la reunión de los fieles y la celebración de los sacramentos y al mismo tiempo dotar de cierto sentido simbólico, como la planta de cruz latina que recuerda al madero, o el sentido de iglesia-camino, no imbuido de cierto misticismo que trata de poner a los fieles en contacto con el mundo de Dios. El modelo de basílica paleocristiana estará presente durante toda la Edad Media y será el punto de partida del Románico donde culminará el desarrollo de la planta basilical de cruz latina y del Gótico donde se desarrollará en altura dotando de un nuevo sentido vertical y de ascensionismo al edificio sagrado.