Mostrando entradas con la etiqueta HE·06·IIRépyGCiv. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta HE·06·IIRépyGCiv. Mostrar todas las entradas

Bando de Declaración del Estado de Guerra. Comentario de Texto.

1/12/2015 01:28:00 p. m. 0


"Don Francisco Franco Bahamonde, general de división, jefe superior de las fuerzas militares de Marruecos y Alto Comisario.
Hago saber: una vez más el Ejército, unido a las demás fuerzas de la nación, se ve obligado a recoger el anhelo de la gran mayoría de los españoles que veía con amargura absoluta desaparecer, lo que a todos puede unirnos en un ideal común: España.
Art. 1º. Queda declarado el estado de guerra en todo el territorio de Marruecos español y, como primera consecuencia, militarizadas todas las fuerzas armadas sea cual sea la autoridad de quien dependían anteriormente (...)  sujetas igualmente al Código de Justicia Militar.
(...)
Art. 5º. Quedan totalmente prohibidos los lock out y huelgas. Se considerará como sedición el abandono del trabajo y serán principalmente responsables los dirigentes de las Asociaciones o Sindicatos a los que pertenezcan los huelguistas (...).
Art. 14º. Ante el bien supremo de la Patria quedan en suspenso todas las garantías individuales establecidas por la constitución (...).

Tetuán, 18 de Julio de 1936.

CLASIFICACIÓN: Nos encontramos ante una fuente primaria de carácter legislativo. Se trata de una de las primeras medidas legislativas decretadas por Franco, para el protectorado de Marruecos.

ANÁLISIS: El texto comienza con un atribución de cargos y honores por parte del general Franco entre ellos el de Alto Comisario, que lo convierte en la autoridad máxima del protectorado español sobre Marruecos, conocido como el Rif.

Después aparece un párrafo introductorio donde justifica la acción militar, como única salida posible ante el peligro de que España desaparezca como Nación. Lo que se convertiría en uno de los principales argumentos para defender la acción golpista, ya que se creía firmemente en un conspiración dirigida por el Komintern para desarticular España.

Bando declaración Estado de Guerra

En las líneas siguientes, aparece un articulado, donde se ponen de manifiesto las principales medidas a adoptar en el Estado de Guerra. En el primer artículo se establece el "estado de guerra", quedan por tanto suspendidos todos los derechos constitucionales y se establece como legislación el Código de Justicia Militar.

En el artículo quinto, se prohibe cualquier tipo de huelga o movilización obrera, la intención era neutralizar las fuerzas de oposición, que se inscribían en la izquierda más revolucionaria, y representadas por sindicatos como la FAI o la CNT. Así era posible, acusar de alta traición, y acabar con el enemigo.

Por último, en su artículo catorce, quedan derogados todos los derechos individuales, como el de libertad de expresión, libertad de opinión o libertad de asociación, dando fin, en esencia, al gobierno de la II República.

CONTEXTO: El 18 de Julio de 1936, tras ejecutar un golpe de estado contra el gobierno legítimo de la República, presidido por Casares Quiroga, el general Franco, destinado en Canarias se desplaza rápidamente hacia el protectorado español en Marruecos, con capital en Tetuán, con el "Dragón Rapide", para así, poder ponerse al frente del ejército africano, el mejor pertrechado y capaz. La sublevación del general Franco en África, fue la primera de otras que siguieron después por todo el territorio español, fruto de la conspiración de la conocida como Unión Militar Española que tenía como fin acabar con el gobierno del Frente Popular. Las distintas sublevaciones tuvieron éxito en muchas ciudades de España, pero el fracaso de la sublevación de Goded en Barcelona y la de Fanjul en Madrid, dio paso a la resistencia al golpe que desembocará en la Guerra Civil Española

CONCLUSIONES: Con este texto se inicia una de las épocas más cruentas de la Historia reciente de España, nos referimos al episodio de la Guerra Civil. Aunque el detonante fue el asesinato de Calvo Sotelo el 13 de Julio, debemos aclarar que el gobierno de la República, bien fuese progresista o moderado, no supo afrontar la extremada radicalización de la política española, hacia dos polos opuestos, de un lado anarquistas y comunistas y desde otro lado el fascismo de Falange y otros grupos conservadores. Fue sin duda, esta polarización la que impidió un desarrollo normal de la democracia, que se alternó de violentos episodios, bien desde la derecha, con intentos de golpe de estado como el de Sanjurjo en 1932 o bien actos revolucionarios desde la izquierda, como la Revolución de Asturias de 1934. 

Mensaje del General Franco, 17 de Julio de 1936.

12/23/2014 12:53:00 p. m. 0

"La situación en España es cada día más crítica, la anarquía reina en la mayoría de campos y pueblos; autoridades de nombramiento gobernativo presiden, cuando no fomentan, las revueltas; a tiro de pistolas y ametralladoras se dirimen las diferencias entre los asesinos que alevosa y traidoramente os asesinan, sin que los poderes públicos impongan la paz y la justicia. Huelgas Revolucionarias de todo orden paralizan la vida de la población arruinando y destruyendo sus fuentes de riqueza y creando una situación de hambre que lanzará a la desesperación a los hombres trabajadores. Los monumentos y tesoros artísticos son objeto de los más enconados ataques de las hordas revolucionarias, obedeciendo la consigna que reciben de las directivas extranjeras, con la complicidad y negligencia de los gobernadores de monterilla [...]
La Constitución por todos suspendida y vulnerada, sufre un eclipse total: ni igualdad ante la ley, ni libertad, aherrojada por la tiranía, ni la fraternidad, cuando el odio y el crimen han sustituido el mutuo respeto, ni la unidad de la Patria, amenazada por el desgarramiento territorial, por los regionalismos, que los poderes fomentan [...]."

Mensaje del general Franco. Tetuán, 17 de Julio de 1936. 
Publicado en ABC, 23 de Julio de 1936

CLASIFICACIÓN: Estamos ante un texto fragmentado del General Franco, se trata de una fuente primaria de carácter político, que trata de justificar la sublevación militar contra el legítimo gobierno de Casares Quiroga y Manuel Azaña.

Comentario Mensaje del General Franco


ANÁLISIS: La idea principal que subyace en el texto es la de justificar la sublevación militar contra el gobierno legítimo de la II República. En defensa del alzamiento el General Franco realiza un análisis de la situación del país, haciendo hincapié en algunas de las circunstancias que según él han llevado a la II República al caos. Algunas de las ideas secundarias que se desprenden del texto vienen a seguir argumentando como los males del país son las Huelgas Revolucionarias, una Constitución que no funciona y los distintos regionalismos. Por lo que considera necesario un alzamiento militar para devolver el orden al país.

Huelgas revolucionarias: Las huelgas revolucionarias, son un sistema de lucha del movimiento obrero, que pretende presionar, mediante la paralización del sistema productivo capitalista, a los gobiernos para obtener algún tipo de reivindicación. Con la llegada de la II República y el establecimiento de una auténtica libertad asociativa y sindical, aparecen una serie de organizaciones, en general FAI y CNT, de claro signo anarquista, que presionan sobre todo en las zonas agrarias contra la explotación de los patronos, con episodios extremadamente violentos como el de Casa Viejas.

Constitución: El texto se refiere a la Constitución de 1931, aunque posee un amplio reconocimiento de derechos. Contempla varios aspectos muy contrarios a la ideología de derechas, por un lado su marcado anticlericalismo, al definir a España como un estado laico, reducción de las órdenes religiosas y la prohibición de participar en la enseñanza escolar. Otro aspecto, contrario a los partidos de derechas son sus concesiones a los nacionalismos peninsulares.

Regionalismos: El Regionalismo es una doctrina política que nace a finales del XIX y principios del XX que reclama el reconocimiento de la identidad diferencial de cada región respecto al conjunto de la nación. Se argumenta en una diferencia en lengua, costumbres, instituciones e historia. El General Franco se muestra contrario, principalmente a los nacionalismos vasco, catalán y gallego que solicitan el reconocimiento de su autonomía frente al Estado central.

COMENTARIO: El texto trata de justificar el golpe de estado contra la II República. La descripción de la situación caótica que vive España en Julio de 1936 por parte del General Franco, comienza con la anarquía que se vive en el mundo rural, donde a partir de sindicatos anarquistas como la FAI o la CNT se están produciendo ocupaciones en los latifundios por parte de los jornaleros. El Gobierno, en lugar de desalojar a los campesinos, ha optado por legalizar su situación, dentro del marco de la Ley Agraria de 1932, que pretendía realizar una reforma agraria.

También se hacen referencias a los numerosos crímenes y atentados que se están produciendo en el último año de la II República. Con continuos enfrentamientos entre grupos de izquierda y de derecha, en este aspecto debemos citar el asesinato de Calvo Sotelo que dio lugar a una gran crispación política.

Las huelgas y manifestaciones son otro síntoma, de la mala situación política por la que atraviesa la II República. En la segunda mitad del texto, existe una alusión a la Constitución de 1931, si bien no se la ataca directamente, si se ataca su incumplimiento por parte de los diferentes gobiernos republicanos, vulnerándose los derechos fundamentales de los ciudadanos y permitiendo la disgregación de España por parte de la presión de los diferentes nacionalismos y regionalismos.

CONCLUSIÓN: Nos encontramos, ante uno de los primeros textos del bando golpista, fechado el mismo día que se inicia el alzamiento en Melilla, de manos del Genera Franco. En el texto no se establece una definición política clara, y que trata de jugar con la ambigüedad con el fin de ganar el mayor número de adeptos posible a la causa golpista. Aunque existe un ataque contra las fuerzas de izquierda y al gobierno, la crítica contra la República y su Constitución se realiza más bien de forma velada. En este sentido, es curiososcomo se critica la quema de iglesias, no tanto, por su carácter anticlerical, sino por la destrucción del patrimonio histórico-artístico que conlleva.

Resultados Elecciones Municipales 12 de Abril de 1931. Comentario de Gráfico o Fuente Histórica.

11/26/2014 11:01:00 p. m. 0

Comentario Historia a los resultados de las elecciones municipales 12 de Abril de 1931, donde la victoria en las grandes capitales de socialistas y republicanos provocó la proclamación de la II República Española

CLASIFICACIÓN: Nos encontramos ante un gráfico sectorial donde se representan los resultados electorales de las elecciones municipales del 12 de Abril de 1931

ANÁLISIS: Como podemos observar el mayor número de votos, en el gráfico en color azul, es para el conjunto de los partidos dinásticos, con un total de 40.324 concejales. En segundo lugar, estaría la coalición republicano-socialista con 39.501 concejales. El resto de concejales, estarían repartidos por partidos o agrupaciones de carácter comunista, centro o nacionalistas, con una representación en los ayuntamientos muy inferior al de las formaciones políticas mayoritarias. 

RESULTADOS ELECCIONES MUNICIPALES 12 ABRIL 1931

Como podemos observar, son los partidos monárquicos los que ganan las elecciones municipales de 1931, sin embargo, la coalición republicano-socialista consigue una victoria aplastante en las grandes capitales como Madrid o Barcelona. Esto es debido en parte, a que la sociedad rural tiene un pensamiento mucho más conservador y está más influido por el caciquismo, mientras la sociedad urbana tiene una mayor conciencia política. 

COMENTARIO: El apoyo de Alfonso XIII a la dictadura de Miguel Primo de Rivera, y la nefasta gestión de éste último, da lugar a una oposición a la monarquía, el rey, consciente del escenario político trata de poner medidas que le devuelvan el favor del pueblo, así, tras la dimisión de Miguel Primo de Rivera, el rey Alfonso XIII concede el poder ejecutivo al general Dámaso Berenguer con la intención de liderar una transición hacia un sistema regido por la Constitución de 1876. La larga dictadura había aglutinado a varios grupos opuestos a la monarquía en el Pacto de San Sebastian, que intentan un pronunciamiento en Jaca que será aplacado y tras el que comenzará una dura represión al sector republicano. Por lo que Berenguer será sustituido por el Almirante Aznar, y será quien convoque las elecciones, donde se pondrá en marcha una extensa red de caciques con el fin de manipular los resultados, sin embargo, la oposición republicana tomó medidas en las principales capitales para que los resultados fueran limpios.

Como podemos observar, son los partidos monárquicos los que ganan las elecciones municipales de 1931, sin embargo, la coalición republicano-socialista consigue una victoria aplastante en las grandes capitales como Madrid o Barcelona. Esto es debido en parte, a que la sociedad rural tiene un pensamiento mucho más conservador y está más influido por el caciquismo, mientras la sociedad urbana tiene una mayor conciencia política. 

Estos resultados bastaron para que se diera una explosión espontánea de júbilo en las grandes capitales exigiendo la proclamación de la república. Alfonso XIII ante la evidente oposición del pueblo español hacia la institución monárquica decide abandonar el país sin hacer una abdicación formal y el 14 de Abril de 1931, tan sólo dos días después, se proclama la II República y se instaura un gobierno provisional presidido por Niceto Alcalá-Zamora. Poco después se formarían una Cortes Constituyentes y el 9 de Diciembre de 1931 se aprobaría la Constitución de 1931.

La II República tuvo una vida corta, debido en primer lugar a un contexto económico poco favorable, la crisis de 1929 afecto no sólo a Estados Unidos, sino a toda Europa, a lo que hay que sumar una radicalización de la política, ascenso de partidos FAI o CNT y por otro lado ultraconservadores como la Falange, ante estas dos ideas radicales y el miedo a la instauración de un régimen comunista por un lado, o un régimen fascista por otro, llevaron a atenazar a los partidos moderados y a una guerra inevitable.

Comentario de Texto Histórico. Alfonso XIII se despide del País. Historia de España.

10/10/2013 02:05:00 p. m. 0

El 12 de Abril de 1931 tuvieron lugar las elecciones municipales en España. Los resultados, aunque esperados, sorprendieron a todos los españoles. La victoria de socialistas y republicanos en las principales capitales como Madrid y Barcelona, anticipaban de alguna manera el advenimiento de la II República. Ante esta situación, el rey, Alfonso XIII, decide abdicar mediante el documento que se presenta a continuación.

Alfonso XIII se despide del país.



Las elecciones celebradas el domingo me revelan claramente que no tengo hoy el amor de mi pueblo. Mi conciencia me dice que ese desvío no será definitivo, porque procuré siempre servir a España, puesto el único afán en el interés público hasta en las más críticas coyunturas.

Un Rey puede equivocarse, y sin duda erré yo alguna vez, pero sé bien que nuestra patria se mostró en todo momento generosa ante las culpas sin malicia.

Soy el Rey de todos los españoles, y también un español. Hallaría medios sobrados para mantener mis regias prerrogativas, en eficaz forcejeo con quienes las combaten. Pero, resueltamente, quiero apartarme de cuanto sea lanzar a un compatriota contra otro en fraticida guerra civil. No renuncio a ninguno de mis derechos, porque más que míos son depósito acumulado por la Historia, de cuya custodia ha de pedirme algún día cuenta rigurosa.

Espero a conocer la auténtica y adecuada expresión de la conciencia colectiva, y mientras habla la nación suspendo deliberadamente el ejercicio del Poder Real y me aparto de España, reconociéndola así como única señora de sus destinos.

También ahora creo cumplir el deber que me dicta mi amor a la Patria. Pido a Dios que tan hondo como yo lo sientan y lo cumplan los demás españoles.

ABC, 15 de abril de 1931

DESCRIPCIÓN

El texto presentado se trata de una publicación del rey Alfonso XIII en el periódico ABC, se trata de un texto histórico-circunstancial, ya que responde a la victoria en la elecciones municipales de 1931 de republicanos y socialistas, fuente primaria y de carácter público, puesto que ha sido publicado en un medio de prensa.

RESUMEN

El texto trata sobre la abdicación de Alfonso XIII y su exilio de España como respuesta a los resultados electorales del 12 de Abril de 1931 que le dieron la victoria a republicanos y socialistas.

ANÁLISIS

En el primer párrafo, Alfonso XIII, reconoce que ha perdido el apoyo del pueblo español, y es que a pesar de que los partidos monárquicos han obtenido la victoria en la mayoría de ayuntamientos tras las elecciones municipales del 12 de Abril de 1931, la victoria de republicanos y socialistas capitales importantes como Madrid y Barcelona, se interpretó como una victoria del republicanismo a nivel nacional, ya que en el mundo rural predominaba todavía un sistema caciquil.

En el segundo párrafo el rey admite haberse equivocado, sin duda se refiere a su apoyo al pronunciamiento y después a la dictadura de Miguel Primo de Rivera, que alentó aún más el descontento general y crecimiento de las posiciones antimonárquicas en España.

En el tercer párrafo, Alfonso XIII, no renuncia a ninguno de sus derechos como monarca español, afirma que son derechos acumulados por la historia, en este sentido muestra una línea de pensamiento cercana a Jean Bodín que ya en el siglo XVII, en cuanto el monarca es depositario del poder por derechos históricos, aunque quizá se desmarque de Bodín en el sentido de no defender la monarquía absoluta, ya que en el siglo XX, la soberanía nacional está profundamente asentada en la Europa Occidental. Por otro lado, admite que podría comenzar una guerra civil, con la intención de proteger sus legítimos derechos, pero termina renunciando a un conflicto que enfrente a los españoles.

En el cuarto párrafo, Alfonso XIII anuncia su renuncia al trono y su exilio voluntario hasta que se celebren las elecciones generales, ya que las anteriores habían sido municipales y actuar en consecuencia con los designios del pueblo.

En el último párrafo se despide, afirmando que su decisión la ha tomado con la intención de beneficiar a España al tiempo que cumple con su deber como Rey.

COMENTARIO

El reinado de Alfonso XIII constituye uno de los periodos más convulsos de la Historia Contemporánea de España, su reinado se inicia con la regencia de su madre María Cristina (1885-1902), en se vive cierta tranquilidad social pero no tardarán en aparecer los problemas, el Pacto del Pardo (1884) entra Cánovas y Sagasta da lugar a la adulteración de las elecciones por medio del Pucherazo, el Caciquismo o el Encasillamiento, pero sin duda fue la Crisis de Cuba de 1898 la que marcó la crisis del periodo. En 1902 con la mayoría de edad de Alfonso XIII comienza su reinado efectivo, no exento de continuas crisis, la mayoría desencadenadas por la instauración de un protectorado en el norte de África tras la Conferencia de Algeciras en 1906, el Barranco del Lobo (1908), o la Semana Trágica de Barcelona (1909), debido a los sistemas de reclutamiento para combatir en África serán las más destacadas de sus primeros años, la política sufre un giro con los llamados regeneracionistas, que pretendían modernizar el país, y que se manifiesta tanto en el gobierno conservador como el de Maura o el progresista de Canalejas. Con el comienzo de la I Guerra Mundial, el país vuelve a entrar en una profunda crisis económica imposible de resolver por los gobiernos de Eduardo Dato y el Conde de Romanones, la crisis de Annual en 1921 marcará el punto álgido de la crisis, con más de 10.000 bajas, irregularidades en los mandos militares que quedaron al descubierto con el Expediente Picasso, en 1923 Alfonso XIII apoya la dictadura de Miguel Primo de Rivera, en principio una medida temporal con la intención de restaurar el orden, entre las primeras medidas se encuentra la suspensión de la Constitución. Sin embargo, la dictadura fue enquistándose en el tiempo y la oposición comenzó a organizarse contra el nuevo régimen, en el Pacto de San Sebastián en 1930 socialistas, republicanos y nacionalistas unen sus fuerzas para derrocar la dictadura y la monarquía a la que acusan de lesa majestad y de haber traicionado a su pueblo. En 1930 se da un giro político, comienza el periodo conocido por dictablanda, ahora con el general Berenguer, que pretendía volver paulatinamente a la normalidad constitucional, sin embargo la reformas eran lentas y la oposición se exasperaba. Dentro de esta política se enmarcan las elecciones municipales del 12 de Abril de 1931 con una abrumadora victoria de socialistas y republicanos. Alfonso XIII finalmente admite los resultados electorales y abdica, el 14 de Abril parte al exilio desde Cartagena, ese mismo día se proclama la II República con un gobierno provisional liderado por Alcalá-Zamora.

CONCLUSIONES

En el texto advertimos que Alfonso XIII pensaba que su salida sería de carácter temporal y que pronto volvería la institución monárquica a España. Sin embargo, la realidad fue muy distinta, España durante un periodo de casi 45 años careció de rey, a lo largo de diferentes etapas como fueron la II República, Guerra Civil y Franquismo. Si durante la II República la razones parecen obvias, no lo son tanto durante el Franquismo ya que con la Ley de Sucesión de 1947, el régimen proclama a España como reino, sin embargo Juan de Borbón, hijo del anterior se alinea con la oposición franquista. Su protagonismo en el conocido como Contubernio de Munich en 1962 da lugar a la negativa de Franco a ceder la corona. En 1969 se proclama a Juan Carlos como príncipe de Asturias, pero no será hasta la muerte de Franco en 1975 cuando acceda al trono. Hasta hace poco la Corona Española, era una de las instituciones más valoradas del Estado Español, sin duda, se debe a la participación del rey Juan Carlos I en el proceso de transición democrática y a su intervención durante el intento de golpe de estado en 1981. Hoy diversas circunstancias como el proceso a Urdangarín o la reciente partida de caza en África de Juan Carlos I reabren el debate político entre monárquicos y republicanos, estos últimos aglutinados sobre todo en partidos de izquierda, que consideran a la institución como inmovilista, anquilosada y retrógrada. Otra cuestión que deberá afrontar la corona será la sucesión de Juan Carlos o la reforma de la Constitución ya que existen restricciones para el acceso al trono de las infantas.