Mostrando entradas con la etiqueta Prehistórico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Prehistórico. Mostrar todas las entradas

Comentario Naveta del Tudons. Megalitismo

0
Naveta del Tudons. Arquitectura Megalítica
Naveta del Tudons. Exterior.

El Neolítico de la península Ibérica nos ha dejado muestras de arte únicas en el mundo, una de las muestras más sorprendentes es el conocido como arte talayótico, que consigue de forma original incorporar nuevos modelos como es el caso de los conocidos "talayots" o como en este caso las navetas.




IDENTIFICACIÓN: Nos encontramos ante dos fotografía de la Naveta del Tudons, en la Isla de Menorca en el archipiélago balear datada hacia el 2000 a. C. y que se inserta dentro de las construcciones megalíticas por la utilización de grandes bloques de piedra. Su aspecto exterior tiene forma de nave invertida, de ahí, su nombre de naveta.

DESCRIPCIÓN: Como observamos en la imagen se trata de una construcción de forma troncopiramidal con base rectangular, construida con grandes sillares cortados de forma irregular y creando un gran espacio interior diáfano. Para acceder se ha construido una puerta en uno de sus lados menores.

Naveta des Tudons. Interior

ANÁLISIS FORMAL: Como observamos, su planta se diseña sobre un plano rectangular, que da lugar a un la creación y organización de un único espacio diáfano sin que se empleen ningún tipo de columnas o de pilares que sostengan la cubierta. El edificio se inserta en un espacio rodeado por una muralla circular, construida también en piedra caliza. En cuanto su alzado se observa un sistema constructivo adintelado y arquitrabado, por lo que es necesario la construcción de gruesos muros de piedra, que sean capaces de soportar las enormes piedras planas utilizadas a modo de cubierta, lo mismo sucede con el dintel que aparece en la parte superior de la puerta, que tiene unas dimensiones mayores al resto de sillares, que permiten abrir un vano a modo de entrada. No parece que los grandes sillares de piedra se hubiesen recubierto con otros materiales, por lo que aparece la roca desnuda a la vista. Tampoco parece que existan vanos en los muros a excepción de la entrada, no obstante su interior aparece bastante iluminado debido a los huecos abiertos debidos a la irregularidad de los sillares. A pesar de la pesadez y tosquedad en la talla de sus materiales, todo piedra caliza, sorprenden las medidas proporciones que dan lugar a que en apariencia parezca un edificio ligera e incluso esbelto. Observamos la total ausencia de decoración en sus muros, ni en su exterior ni en su interior se observan tallas de ningún tipo, aunque es posible que estuviese decorado con objetos muebles de carácter votivo. 



FUNCIÓN Y SIGNIFICADO: Aunque no se conoce con seguridad, la intepretación más plausible sobre su significado es la que trata a estos edificios como edificios funerarios o cámaras sepulcrales, seguramente de los más altos cargos dentro de la jerarquía social. Aunque su funcionalidad no está, a día de hoy, totalmente clara.

COMENTARIO: Este tipo de edificio es único dentro de lo que conocemos como arquitectura megalítica, sin duda, la insularidad de las Baleares dio lugar a una cultura autóctona, la conocida como Talayótica, que alejándola de las culturas peninsulares se acerca más a otro tipo de culturas mediterráneas como las de Cerdeña o Malta, no obstante, algunas técnicas constructivas son herederas de formas megalíticas como el dolmen. Aunque sin una conexión demostrada, parece evidente, el recuerdo a la mastaba egipcia debida a su forma troncopiramidal de base rectangular. La cultura Talayótica desaparece en la Edad del Hierro con las colonizaciones, por lo que no tiene continuidad. Sin duda alguna, esta Naveta de Tudons, es una de las obras más originales dentro de la arquitectura megalítica de toda Europa.

Comentario Cueva Tholos de los Millares.

0


Cueva de los Millares. Arquitectura Megalítica

El neolítico en la península Ibérica ha dejado muestras artísticas tan impresionantes como el tholos de los Millares, en la provincia de Almería. Sus paralelismos con la arquitectura practicada en la península balcánica son evidentes, a pesar de no tener constancia de un contacto entre ambas civilizaciones.



IDENTIFICACIÓN: Nos encontramos ante dos fotografía pertenecientes a la Cueva de los Millares, también conocido de forma más acertada como Tholos de los Millares, se trata de una de las formas de construcción megalítica más destacadas y elaboradas, se encuentra en la provincia de Almería, y está datado entre el 3500-3100 a. C. en plena Edad del Cobre.

DESCRIPCIÓN: Como observamos, se trata de una construcción realizada en piedra, consta de una puerta que conduce a un túnel que va a dar a una enorme cámara de forma circular, cuyo parte inferior está construida con grandes bloques de piedra, su parte superior está cubierta por una falsa cúpula con un tragaluz en su centro, construida por sillares irregulares.


ANÁLISIS FORMAL: Como observamos, en planta, se observa un pasillo rectangular muy alargado que conduce a una cámara de formar circular. En alzado, se distinguen claramente los dos espacios, siendo el pasillo de una altura muy inferior a la de la cámara. Para su construcción se han empleado grandes sillares de piedra, tanto en el pasillo, como en la cámara que harían función una función tectónica que ayudaría a soportar el gran peso de la cúpula, construida, con sillares de corte irregular. El pasillo se construye con una técnica similar al dolmen, pareciendo una sucesión de dólmenes, con dos grandes piedras a los lados y una piedra arquitrabada sobre estás, sucediéndose y formando el corredor. En cuanto a la cúpula, pesar de su forma semiesférica, de ahí el sobrenombre de "Tholos" es decir templo circular en griego. Para ser precisos, debemos hablar de un sistema arquitrabado en toda la construcción, porque la falsa cúpula se construye a partir de una técnica conocida como aproximación de hileras. En cuanto al exterior, debemos destacar que no se adivina la forma geométrica de la construcción, ya que sólo se aprecia un pequeño montículo con una abertura, que daría al corredor, en su parte baja, asemejándose más a una cueva natural que a una construcción artificial. 

En cuanto a su decoración, el edificio es bastante sobrio y carece de todo ornamento, al menos desde la fecha de su descubrimiento, aunque es posible que pudiera albergar algunos objetos decorativos. 




FUNCIÓN Y SIGNIFICADO: Tampoco conocemos la función y significado de estos edificios, no obstante parece probable que se trate de edificios donde se realizara algún tipo de rito religioso, quizá se trate de un edificio funerario, o puede que también se especula con que albergara los tesoros del poblado.

COMENTARIO: Cómo vemos desde las primeras construcciones megalíticas, tan sencillas como el menhir, o el dolmen, se fue evolucionando hacia formas más complejas como este Tholos de los Millares. En la Península Ibérica encontramos algunos ejemplos más como el de Menga y El Romeral. Debemos suponer que son formas endémicas de la Península Ibérica y que no tuvieron una evolución más allá del año 2500 a. C. con la desaparición de la cultura de los Millares. Sin embargo, parece inevitable la comparación con el Tesoro de Atreo, construido en Grecia y más de mil años después, lo que no permite conectarlo con los Tholos de los Millares.

Comentario Menhires de Carnac. Construcción Megalítica

0

Menhires de Carnac. Construcción Megalítica

Los menhires de Carnac, como tantos otros monumentos megalíticos europeos, se muestran entre la magnificiencia de la creación humana y el misterio de lo irracional. Sea cual sea el origen y la motivación para la construcción de estos megalitos, nunca nos deja indeferentes.



IDENTIFICACIÓN: Nos encontramos con una imagen de los Menhires de Carnac, uno de los conjuntos más famosos de estas formaciones arquitectónicas. Se encuentra en la Bretaña Francesa y se datan hacia el V-IV Milenio, en pleno Neolítico Europeo.

DESCRIPCIÓN: Dentro de las formas arquitectónicas megalíticas, la más sencilla es el menhir, es decir, un monolito anclado en el suelo, que podemos encontrar de forma asilada como en grupo, como se muestra en la imagen. En este caso, los menhires se disponen en hileras paralelas, en el centro de la imagen se observan tres, aunque sabemos el conjunto forma muchas más líneas de menhires. 

ANÁLISIS FORMAL: La arquitectura megalítica es una de las primeras formas arquitectónicas que superar el carácter meramente utilitario, para convertirse en obras arquitectónicas monumentales. Como observamos, no se trata de ningún tipo de edificio, pero la creación de un espacio hace que las clasifiquemos de arquitectura. En planta, como hemos dicho se disponen en hileras, a través de líneas paralelas a través de un espacio rectangular que ocupa varios centros de metros a través de la campiña, así que podemos dividir la construcción en diversas calles. El único material utilizado es la piedra y no responde a ningún sistema constructivo, ya que sólo podríamos hablar de arquitrabado en el caso del dolmen. Los menhiren se disponen con cierto ritmo, dejando más o menos el mismo espacio de separación entre uno y otro, y es claro cierto sentido de la simetría y la geometría. Poco sabemos de cómo se pudieren obtener, transportar y erigir tales tipos de piedras, lo que hace que aún hoy nos siga sorprendiendo este tipo de arquitectura.

FUNCIÓN Y SIGNIFICADO: No conocemos exactamente la función y el significado de estos monolitos, pero existen varias interpretaciones, desde aquellas que especulan de que se trate de señalizaciones de caminos, hasta las que las dotan de un sentido más espiritual que las consideran como lugar de descanso de las almas o quizá campos sepulcrales.




COMENTARIO: Como decíamos, no conocemos muy bien el significado de estas obras monumentales, si sabemos, sin embargo, que este tipo de construcciones evolucionaron hacia formas arquitrabadas más complejas como los dólmenes, o grupos de dólmenes, conocidos como Cromlech, además durante la Edad de los Metales, comenzaron a establecerse relaciones comerciales entre los poblados, lo que explica su enorme difusión por toda Europa. 

Comentario Pinturas Ares del Maestre. Castellón. Pintura Levantina

0

Ares del Maestre. Castellón. Pintura Levantina.



IDENTIFICACIÓN: Nos encontramos ante un fragmento de pinturas rupestres que se encuentran en el abrigo de Ares del Maestre, provincia de Castellón. Su datación no es concreta, pero se ubica en el Mesolítico, entre el 9000 a. C. y el 4000 a. C. Fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998.



DESCRIPCIÓN: Como se observa en la imagen se trata de una escena que muestra un desfile de guerreros, una danza ritual o quizá un rito de iniciación. En él, aparecen 5 hombres, lo sabemos porque aparecen sus atributos sexuales, ataviados con arcos y flechas, y en el que advierten cierta individualización en los tocados que nos deja adivinar quien es el jefe de la tribu. Aunque la imagen es en blanco y negro, la pintura original es de color rojizo. Para su realización el artista seguramente utilizó pigmentos obtenidos a partir de óxido de hierro o de manganeso, de ahí su color rojizo, que mezclados con grasas animales o resinas vegetales como aglutinantes, darían lugar a una pasta parecida al óleo. Para su aplicación se utilizarían pinceles realizados a partir de cerdas de animales.

ANÁLISIS FORMAL: En su aspecto formal vemos que se trata de arte figurativo que compone una escena que parece un desfile, una danza ritual o quizá parte de un rito de iniciación.. Su realización se aleja del naturalismo de la pintura franco-cantábrica, dónde el artista prescinde de lo superficial y se queda, en un ejercicio de abstracción con las formas básicas y esenciales que hacen reconocibles las figuras humanas y sus armas.

En cuanto a la composición, se utiliza una composición sencilla, donde los cinco guerreros se articulan uno detrás de otros, yuxtaponiéndose sus miembros inferiores y superiores, lo que sugiere algún tipo de danza, también se aprecia cierto ritmo y repetición de motivos como arcos y flechas, y cierto sentido de la geometría y también de la simetría.

En cuanto a la perspectiva, parecen situarse uno encima de otro en una ausencia absoluta de perspectiva, sin embargo, parece utilizarse una línea de fuga, que iría desde el guerrero de la derecha, hasta el guerrero de la izquierda que podría sugerir cierta profundidad en el espacio, además el que el primer guerrero sea más grande que los demás puede que se trate de una perspectiva jerárquica sugiriendo que es el jefe, además de emplear un tocado mucho más elaborado que los demás lo que nos lleva a pensar en cierta jerarquización social.

En cuanto al color, vemos como este predomina en toda la escena, por encima de una línea inexistente, incluso para los contornos, en toda la escena se utiliza el mismo color, plano y sin gradaciones, por lo que las figuras también carecen de volumen. Y destaca su monocromatismo.

Un punto a considerar, es el tratamiento de la figura humana, que aún habiendo sido reducida a su mínima expresión, gana no obstante en dinamismo y gracilidad, gracias a unas formas sinuosas y al empleo de un canon alargado que la estiliza bastante. Cabe decir, que en ejercicio de abstracción se prescinde de cualquier atributo superficial como adornos, vestidos o cualquier seña distintiva que nos hable de su posición social en la tribu.



ESTILO: En función a las características mencionadas, en especial, el canon alargado de las figuras, la simplificación esquemática, el cromatismo y la ausencia de perspectiva nos hacen situar esta pintura dentro del estilo conocido como Pintura Levantina, que se dio en todo el litoral Mediterráneo durante el Mesolítico entre el 9000 a. C. y el 4000 a. C.

FUNCIÓN Y SIGNIFICADO: No se ha encontrado ninguna función o significado particular a estas imágenes a diferencia de la pintura franco-cantábrica que tiene una función mágico-propiciatoria, parecen ser simples escenas de la vida cotidiana de la tribu, quizá con el único ánimo de trascender a generaciones futuras con una función narrativa. No obstante, si parece posible que estos abrigos, donde suelen encontrarse estas pintura, si tuviesen un sentido sagrado o fuesen lugares de culto.

COMENTARIO: La Pintura Levantina, a pesar de su nombre, se extiende en un amplio marco geográfico desde Escandinavia hasta el Norte de África. Hacia el 9000 a. C. finaliza la glaciación Würm, dando comienzo al Mesolítico, una etapa de transición entre el Paleolítico y el Neolítico que se caracteriza, por el uso de nuevas herramientas, nuevas formas de asentamiento, y sobre todo, una nueva relación con la naturaleza, que se aleja de la hostilidad de la glaciación, y tiene su reflejo en este tipo de pinturas, donde el ser humano comienza a ser protagonista, quizá desde una conciencia de dominio de ciertos aspectos de la naturaleza. Así, los artistas comienzan a reflejar su modo de vida, bien sea con escenas de caza, combates, desfiles o danzas, sin mayor significado simbólico, sino quizás, sólo como una forma de trascender a las generaciones futuras. La Pintura Levantina, hoy declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, parece heredar ciertas técnicas pictóricas del Paleolítico como el uso de los pigmentos y su forma de aplicación bien sea con los dedos o con rudimentarios pinceles de cerdas de animal, sin embargo, su estilo es totalmente distinto, dinámico, sinuoso, grácil, estilizado que parece no tener continuidad, aunque pudiera influir en la Pintura Esquemática Levantina que tuvo lugar en el II y I Milenio a. C.

Comentario Cueva de Morella. Castellón. Pintura Levantina.

0

Cueva de Morella. Castellón. Pintura Levantina



IDENTIFICACIÓN: Nos encontramos ante un fragmento de pinturas rupestres que se encuentran en la Cueva de Morella la Vella, en Morella, provincia de Castellón. Su datación no es concreta, pero se ubica en el Mesolítico, entre el 9000 a. C. y el 4000 a. C. Fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998.



DESCRIPCIÓN: Como se observa en la imagen se trata de una escena de guerra o puede que un combate, en el que apreciamos a 5 hombres ataviados con arcos apuntándose los unos a los otros. Para su realización el artista seguramente utilizó pigmentos obtenidos a partir de óxido de hierro o de manganeso, de ahí su color rojizo, que mezclados con grasas animales o resinas vegetales como aglutinantes, darían lugar a una pasta parecida al óleo. Para su aplicación se utilizarían pinceles realizados a partir de cerdas de animales.

ANÁLISIS FORMAL: En su aspecto formal vemos que se trata de arte figurativo que compone una escena de guerra o quizá un combate. Su realización se aleja del naturalismo de la pintura franco-cantábrica, dónde el artista prescinde de lo superficial y se queda, en un ejercicio de abstracción con las formas básicas y esenciales que hacen reconocibles las figuras humanas y sus armas.

En cuanto a la composición, se utiliza una composición sencilla, donde los cinco guerreros se articulan alrededor de un centro, excepto el guerrero de la esquina inferior derecha que no parece apuntar a ese centro sino al guerrero de su izquierda. Visto así, podemos decir que el artista se basó en su composición en un cierto sentido geométrico y en la utilización de cierta simetría.

En cuanto a la perspectiva, parecen situarse uno encima de otro en una ausencia absoluta de perspectiva, sin embargo, las formas adoptadas sugieren la utilización de un punto de vista alto, como se se observara el combate desde un montículo o la ladera de una montaña.

En cuanto al color, vemos como este predomina en toda la escena, por encima de una línea inexistente, incluso para los contornos, en toda la escena se utiliza el mismo color, plano y sin gradaciones, por lo que las figuras también carecen de volumen. Y destaca su monocromatismo.

Un punto a considerar, es el tratamiento de la figura humana, que aún habiendo sido reducida a su mínima expresión, gana no obstante en dinamismo y gracilidad, gracias a unas formas sinuosas y al empleo de un canon alargado que la estiliza bastante. Cabe decir, que en ejercicio de abstracción se prescinde de cualquier atributo superficial como adornos, vestidos o cualquier seña distintiva que nos hable de su posición social en la tribu.




ESTILO: En función a las características mencionadas, en especial, el canon alargado de las figuras, la simplificación esquemática, el cromatismo y la ausencia de perspectiva nos hacen situar esta pintura dentro del estilo conocido como Pintura Levantina, que se dio en todo el litoral Mediterráneo durante el Mesolítico entre el 9000 a. C. y el 4000 a. C.

FUNCIÓN Y SIGNIFICADO: No se ha encontrado ninguna función o significado particular a estas imágenes a diferencia de la pintura franco-cantábrica que tiene una función mágico-propiciatoria, parecen ser simples escenas de la vida cotidiana de la tribu, quizá con el único ánimo de trascender a generaciones futuras con una función narrativa. No obstante, si parece posible que estos abrigos, donde suelen encontrarse estas pintura, si tuviesen un sentido sagrado o fuesen lugares de culto.

COMENTARIO: La Pintura Levantina, a pesar de su nombre, se extiende en un amplio marco geográfico desde Escandinavia hasta el Norte de África. Hacia el 9000 a. C. finaliza la glaciación Würm, dando comienzo al Mesolítico, una etapa de transición entre el Paleolítico y el Neolítico que se caracteriza, por el uso de nuevas herramientas, nuevas formas de asentamiento, y sobre todo, una nueva relación con la naturaleza, que se aleja de la hostilidad de la glaciación, y tiene su reflejo en este tipo de pinturas, donde el ser humano comienza a ser protagonista, quizá desde una conciencia de dominio de ciertos aspectos de la naturaleza. Así, los artistas comienzan a reflejar su modo de vida, bien sea con escenas de caza, combates, desfiles o danzas, sin mayor significado simbólico, sino quizás, sólo como una forma de trascender a las generaciones futuras. La Pintura Levantina, hoy declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, parece heredar ciertas técnicas pictóricas del Paleolítico como el uso de los pigmentos y su forma de aplicación bien sea con los dedos o con rudimentarios pinceles de cerdas de animal, sin embargo, su estilo es totalmente distinto, dinámico, sinuoso, grácil, estilizado que parece no tener continuidad, aunque pudiera influir en la Pintura Esquemática Levantina que tuvo lugar en el II y I Milenio a. C.